Sentimiento de ira

La Dra. Helen Stokes-Lampard, del Colegio Real de Médicos Generales del Reino Unido afirma que:

Hay condiciones médicas sorprendentemente numerosas que se presentan con ira e irritabilidad como un efecto secundario

Entre las enfermedades y fármacos que pueden desencadenar la ira están:

1

Hipertiroidismo

Esta enfermedad más frecuente en mujeres (1 de cada 100), que se produce cuando la glándula produce hormona tiroidea en exceso, puede provocar alteraciones en el carácter. El Dr. Neil Gittoes, endocrinólogo del Hospital Universitario de Birmingham, del Reino Unido explica:

Esta hormona afecta a todo lo relacionado con el metabolismo del cuerpo, incluyendo la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal; las hormonas circulantes afectan a cada tejido, incluyendo el cerebro

2

Diabetes

Los bajos niveles de glucosa en sangre pueden causar repentinos ataques de ira. Éstos afectan todos los tejidos corporales, incluso los del cerebro y pueden desequilibrar sustancias químicas como la serotonina, lo que puede llevar a que se presente confusión, ira y agresividad.

3

Inflamación del hígado

Las enfermedades que afectan al hígado como la hepatitis o la cirrosis pueden llevar a una condición llamada encefalopatía hepática, que puede ser causante de cambios en la personalidad y el comportamiento. La Dra. Stokes-Lampard explica al respecto:

Cuando todo está bien, el hígado se asegura de que ciertas sustancias tóxicas del propio cuerpo o ingeridas por el cuerpo, como los medicamentos, se vuelvan inofensivas

Sin embargo, cuando el hígado está dañado, estos venenos se acumulan en el torrente sanguíneo y esto afecta al cerebro

4

Depresión

El psiquiatra del Bootham Park Hospital, del Reino Unido, Paul Blenkiron, explica que la depresión se asocia con bajos niveles de serotonina y no solamente causa tristeza y letargo, sino también puede provocar irritación, enojo y agitación.

5

Accidente cerebeovascular

El Dr. Michael Gross, neurólogo del Hospital Spire Bushey, de Londres afirma que:

Perder el control después de un accidente cerebrovascular es relativamente común

Si la zona del cerebro afectada es la parte inferior del lóbulo frontal, el que se ocupa de nuestra capacidad de sentir empatía y el control de nuestras emociones, la agresividad puede ocurrir de inmediato

6

Enfermedad de Wilson

Esta enfermedad es un trastorno genético en la cual el cobre se acumula en el cerebro o el hígado y puede causar ira. La acumulación del cobre ataca el lóbulo frontal del cerebro, que es el encargado de la personalidad.

7

Epilepsia

Según el Dr. Cock Hannah, neurólogo del Hospital St. George, de Londres:

Las convulsiones son causadas por una súbita explosión de actividad eléctrica en el cerebro

Si el ataque es grave, los arrebatos de ira delirante ocurren inmediatamente después de éste

8

Alzheimer

Esta enfermedad que afecta, aproximadamente, a 5,2 millones de estadoundenses, se caracteriza por las alteraciones psicológicas y en las conductas entre las que pueden estar la irritabilidad y los ataques de ira.

9

Estatinas

En los Estados Unidos, aproximadamente, unos 40 millones de personas toman estaninas para reducir el colesterol y prevenir las enfermedades cardíacas. Entre los efectos secundarios de este fármaco según lo reconoce la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos están la depresión, constante irritabilidad y el mal genio.

10

Somniferos

Según el profesor honorario de la Facultad de Farmacia de la Universidad de East Anglia, del Reino Unido, Steve Bazire afirma que el grupo de medicamentos benzodiazepinas indicados para el tratamiento de la ansiedad y el insomnio, alteran las funciones cerebrales y provocan ira.

Puntaje: 
Sin votos aún