Dysania: no querer levantarse por las mañanas

Sentirse atrapados por las sábanas en las mañanas cuando suena el despertador y existe la obligación de levantarse, puede ser una imagen que se repite en los dormitorios de muchos. Pero cuando esto viene acompañado de otros síntomas y se vuelve recurrente, se está ante la dysania, una incapacidad crónica detrás de la que se esconde un problema subyacente más serio, ya sea de orden físico o emocional.

El doctor Mark Salter, del Colegio de Psiquiatras de Reino Unido explica sobre ello:

Dysania es un término poco conocido que se utiliza para referirse a aquellas personas que son incapaces de levantarse por las mañanas.

Es un comportamiento que puede verse en personas que padecen un trastorno depresivo mayor.

Por su parte, el doctor Reyes Haro Valencia, director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM de México, señala:

La dysania es un estado de conciencia alterado en el que cuesta trabajo despertar a la realidad; es decir, el cuerpo llama a seguir durmiendo, a pesar de que sabes que es hora de levantarse.

…no quiere decir que si presentas la pereza típica de cualquier persona, o se te pegan las sábanas un poco por la mañana, la sufras; sino que se refiere a situaciones más extremas.

Causas

  • Estrés.
  • Vida demasiado activa.
  • Problemas sociales.
  • Estados emocionales alterados

El doctor Reyes Haro señala sobre las causas de la dysania:

Es una cuestión de hábitos, de comportamientos aprendidos y de educación, más que de una cuestión genética. Esto no es algo fisiológico, ya que las actividades diarias determinarán tu tiempo de descanso y tu tiempo activo.

Según especialistas, la dysania es una condición que va en incremento debido a los incorrectos hábitos actuales que incluyen patrones de sueño desordenados: acostarse muy tarde, estar expuestos a estrés y estímulos como pantallas, dormir pocas horas, etc.

Síntomas

Las personas que presentan esta condición manifiestan, además:

  • Sensación de confusión al despertarse.
  • Irritabilidad, enojo y ansiedad al tener que levantarse de la cama.
  • Necesidad imperiosa de volver a la cama.

Como ya se mencionó, la dysania no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de otras enfermedades como trastornos del sueño, insomnio, depresión o síndrome de fatiga crónica. Por lo cual, si no existen otros síntomas puede ser que la persona solo sea un poco perezosa y no le siente nada bien la madrugada.

Tratamiento

Es importante conocer cuál es la causa de la dysania, si es una enfermedad física o psicológica para tratarla correctamente. De todas formas, existe una serie de pasos que se pueden seguir para combatir ese letargo matutino para descansar bien y que no sea tan difícil el levantarse:

  • Higiene del sueño: no consumir estimulantes, no realizar actividad física en las últimas horas de la tarde, ni ir a la cama con pantallas que puedan perturbar el buen descanso.
  • Prepararse para el descanso: ambientar el dormitorio y aclimatarse uno mismo para dormir. Bajar los niveles de estrés, colocar una música relajante, de modo que todo el entorno sea propicio para descansar.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular: el ejercicio físico realizado de forma cotidiana es muy importante para la salud y favorece el descanso. Eso sí, hay personas a las que, ejercitarse por la tarde – noche, los estimula e interfiere con el sueño.
  • No dormir siestas largas: las siestas reparadoras no deben nunca superar los 30 minutos y siempre realizarse antes de las 5 de la tarde. De lo contrario, interferirán con el descanso nocturno.
  • Meditar a diario: la meditación, la relajación, la respiración profunda, es muy positiva para descansar bien.