los controles rutinarios

El hipertiroidismo, el hipotiroidismo y el bocio son las patologías más habituales que pueden aparecer en la glándula tiroidea. Le contamos cómo distinguir cada una de ellas y prevenir su aparición.

Hipertiroidismo

Consiste en el excesivo funcionamiento de la glándula tiroides.

Síntomas

  • Diarrea y vómitos
  • Excesiva sudoración
  • Cabello fino y quebradizo
  • Fatiga
  • Taquicardia
  • Hipertensión
  • Problemas oculares
  • Falta de menstruación
  • Escaso deseo sexual

Tratamiento

  • Cirugía: La técnica se fundamenta en la extirpación parcial o completa del tiroides.
  • Yodo: las cápsulas de yodo radian directamente el tejido y lo destruyen
  • Medicinas: neutralizan la producción excesiva de la producción hormonal

Dependiendo de cada caso, el especialista decidirá la mejor técnica a implementar.

Hipotiroidismo

Es la escasa producción de la hormona tiroides en el plasma sanguíneo. El 3 por ciento de la población mundial lo padece y puede ser asintomático o presentar los siguientes indicios.

Síntomas

  • Intolerancia al frío
  • Estreñimiento
  • Rigidez muscular
  • Caída de pelo
  • Voz ronca
  • Menorragia
  • Bradicardia
  • Hipertensión arterial
  • Dificultad respiratoria

Tratamiento

  • La dieta es vital ya que se tiende a subir de peso aunque no se coma demasiado. El estreñimiento es habitual, por tal motivo hay que procurar ingerir alimentos ricos en fibra y sobre todo aquellos que contienen yodo como los mariscos, los plátanos y las peras
  • El ejercicio físico es también muy importante para mantener al hipotiroidismo controlado

El hipotiroidismo unido al bocio se manifiesta por el aumento tiroideo que se puede ver y tocar y sus causas pueden ser:

Causas

  • Déficit de yodo
  • Transmisión materna durante el embarazo

Bocio

Es el agrandamiento de la glándula tiroides que resulta incapaz de producir la cantidad necesaria de hormona y para compensar la deficiencia aumenta de tamaño.

Causas

  • Factores hereditarios
  • Las mujeres son las más afectadas
  • Escaso yodo en la dieta
  • Mayor de 40 años

Síntomas

  • Dificultades para tragar alimentos
  • Tos
  • Voz grave
  • Inconvenientes para respirar (cuando el bocio es muy grande)

Tratamiento

  • Solamente debe tratarse si causa malestar. Se puede recurrir a la cirugía o dar algunas dosis de yodo si se debe a una deficiencia de esta sustancia

Para tener en cuenta

  • Las mujeres que han tenido abortos espontáneos repetidamente durante los primeros meses de gestación, que se encuentran deprimidas, cansadas, han notado un aumento de peso y no han variado la manera de alimentarse o tienen elevado los niveles de colesterol son más propensas a padecer hipotiroidismo. La edad también influye: el rango de riesgo oscila entre los 40 y 50 años
  • Estadísticas demuestran que 8 de cada 10 mujeres pueden padecer algún nivel de hipotiroidismo
  • Hay más de 300 millones de habitantes en el mundo que tienen algún problema de tiroides
  • La enfermedad tiroidea puede controlarse y lograr un equilibrio que facilita la vida diaria sin se consulta a tiempo con un especialista, quien indicará el mejor tratamiento según el caso

Prevención

  • La única manera de evitar estas patologías es mediante los controles rutinarios. Los análisis de sangre específicos son la mejor opción para saber si se padece alguna de estas enfermedades, ya que en muchos casos, los síntomas son nulos o tardan en aparecer
  • Hay que tener especial cuidado durante el embarazo si se sabe que se padece alguna de estas patologías de antemano. Los cuidados deben intensificarse y controlar al niño una vez que nazca
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.6 (28 votes)