Foto de Patricia Carámbula

Leucemia

Es el cáncer a la sangre, una enfermedad que se manifiesta con más frecuencia en los niños.
Leucemia

¿Qué es la leucemia?

La leucemia (que quiere decir sangre blanca), es un tipo de cáncer que se origina en las células hematopoyéticas de la médula ósea, ese tejido esponjoso que está localizado dentro de los huesos y es el encargado de producir las tres principales células de la sangre: Glóbulos rojos (los encargados de transportar el oxígeno al cuerpo), glóbulos blancos (-leucocitos- encargados de combatir las infecciones) y plaquetas (encargadas de detener las hemorragias y permitir que coagule la sangre). Cuando hay leucemia los glóbulos blancos que se producen en la médula ósea, no maduran pero continúan proliferando, ocupando espacio e imposibilitando que continúen produciéndose glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos maduros.

Estos glóbulos blancos inmaduros (blastocitos) se reproducen con mucha rapidez pero, obviamente, no funcionan como glóbulos blancos normales, por lo cual cuando comienzan a desplazarse hacia las células sanas del organismo, aparecen los síntomas de la enfermedad.

Este tipo de cáncer es más frecuente en la infancia, si bien puede aparecer a cualquier edad, es más habitual entre los 2 y los 6 años de edad. En Estados Unidos el 30% de los cánceres en niños son leucemia. Afecta mayoritariamente a los niños que a las niñas y a los caucásicos en relación a los afroamericanos.

Causas

Generalmente la causa se desconoce, pero en muchos casos se trata de trastornos genéticos. También el sistema inmunitario es fundamental en la protección contra este tipo de enfermedades, algún defecto de este, puede incrementar el riesgo de desarrollar leucemia.

Síntomas

  • Cansancio, debilidad
  • Sudoración
  • Poco apetito
  • Estado febril
  • Dolor en los huesos y las articulaciones a causa de la proliferación de las células inmaduras
  • Anemia producto del descenso de los glóbulos rojos. Los síntomas físicos de lla anemia incluyen palidez, cansancio, respiración agitada como consecuencia del descenso en la capacidad de transporte de oxígeno
  • Hemorragias ocasionales (pueden aparecer en boca, nariz o recto y la más grave es la cerebral), manchas o pequeños puntos rojos en la piel (petequias) o hematomas como consecuencia de la disminución de la cantidad de plaquetas
  • Dolor abdominal: Los glóbulos blancos inmaduros pueden aglomerarse en el hígado, el bazo y los riñones haciendo que éstos órganos se agranden provocando dolor en la zona abdominal y haciendo que el individuo pierda el apetito y consecuentemente peso
  • Infecciones periódicas a causa del descenso de glóbulos blancos
  • Inflamación de los ganglios linfáticos: Los ganglios linfáticos ubicados en la ingle, el pecho, debajo de los brazos y el cuello pueden inflamarse, ya que como son los encargados de filtrar la sangre y las células de la leucemia pueden aglomerarse allí provocando la inflamación
  • Disnea, dificultad para respirar y respiración entrecortada al realizar esfuerzos

Tipos de leucemia:

  1. Leucemia linfocítica: Deterioro de las células sanguíneas producidas por el sistema linfático
  2. Leucemia mieloide: Ataca los glóbulos blancos que son producidos en la médula ósea

Los dos tipos de leucemia mencionados se dividen en aguda y crónica:

  • Leucemia mielógena aguda: Es la más frecuente entre pacientes que han sido sometidos a quimioterapia para tratar otro tipo de cáncer
  • Leucemia mielógena crónica: Este tipo de leucemia se debe a una anomalía genética
  • Leucemia linfocítica aguda: Es la más frecuente entre los niños
  • Leucemia linfocítica crónica: Este tipo de leucemia aparece generalmente en los adultos y puede pasar que no manifiesten síntomas durante mucho tiempo

Diagnóstico

Al comienzo de la enfermedad es difícil realizar el diagnóstico de la enfermedad, dado a que los síntomas son muy similares a los de otras enfermedades.

A través de una serie de un recuento sanguíneo completo, de un análisis que determine los niveles de glóbulos rojos, blancos y plaquetas se puede detectar si los niveles de glóbulos rojos, las plaquetas o los glóbulos blancos están disminuidos. Aunque el número de éstos últimos puede ser normal e incluso elevado, pero al ser examinados al microscopio se podrá observar que están inmaduros.

También puede tomarse una muestra de la médula ósea mediante una aspiración, a fin de analizar las células y confirmar o descartar el diagnóstico de leucemia. O realizar una punción lumbar para comprobar la presencia de células leucémicas.

Para que se confirme el diagnóstico de leucemia, se deben detectar por lo menos un 30% de o glóbulos blancos inmaduros, blastocitos, en la sangre o en la medula.

Tratamiento

El tratamiento más indicado para la leucemia es la quimioterapia en la que se utilizan distintos medicamentos para eliminar las células leucémicas.

El tratamiento consta de tres etapas:

  • La inducción a la remisión: En esta fase, que dura de 4 a 5 semanas, se trata de eliminar el mayor número de células malignas
  • La consolidación: Se extiende, aproximadamente, por 2 o 3 semanas
  • El mantenimiento: Debe extenderse hasta llegar a los 3 años de tratamiento
Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (7 votos)
1 comentario

shooter

Foto de shooter

yo quisiera saber por que me arde la ingle y me pica por dentro nose se si sea alguna enfermedad grave ayudenme porfa se los agradecere

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.