Tricotilomanía

Es un tipo de trastorno de control impulsivo de causas desconocidas, que se caracteriza por una necesidad irrefrenable por arrancarse el pelo de la cabeza, las cejas u otras zonas del cuerpo, dejando con frecuencia zonas calvas.

Hay casos en los que la tricotilomanía para la persona que la padece es leve, mientras que para otras puede ser angustiosa y acompañada de mucha.

Afecta, aproximadamente, a un 4% de la población y es más frecuente en mujeres que en hombres.

Factores de riesgo

  • Edad: En general la tricotilomanía se desarrolla durante la adolescencia (entre los 11 y los 13 años de edad) y con frecuencia es de por vida. Los niños de menos de 5 años, también pueden presentar tendencia a halarse el cabello, pero suele ser leve y desaparecer espontáneamente sin tratamiento
  • Emociones negativas: Para muchas personas, el halarse el cabello es una manera de combatir con emociones y sentimientos negativos como la ansiedad, el estrés, la soledad, la frustración, la tensión, el cansancio, etc.
  • Antecedentes familiares
  • Sexo: Es más frecuente en las mujeres
  • Otros trastornos: Trastorno obsesivo compulsivo, ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación

Síntomas

Los síntomas suelen comenzar a los 17 años de edad. El cabello se pierde en parches redondos en la cabeza y la persona también puede arrancarse el pero de otras partes como el vello corporal, las cejas, etc.

Los síntomas que con frecuencia se observan en niños son:

  • Parches descubiertas o pérdida de cabello difusa
  • Tirarse, halarse y retorcerse el cabello constantemente hasta arrancarlo
  • El cabello que crece nuevamente en esas zonas descubiertas parece como cerdas
  • Comportamientos autoagresivos
  • Apariencia desigual del cabello
  • Obstrucción intestinal cuando la persona se come el cabello que se arranca
  • Frotar el cabello arrancado en la cara o la boca
  • Jugar con el cabello arrancado
  • Escasez de pelo en las zonas de las cejas
  • Negación: La persona niega arrancarse el cabello
  • Incremento en la sensación de tensión previo a arrancarse el cabello
  • Sensación de placer, alivio o gratificación posterior a halarse el cabello

La mayoría de las personas que presentan este trastorno, además tienen los siguientes problemas:

Tratamiento

El tratamiento se basa fundamentalmente en:

  • Psicoterapia: Este tratamiento terapéutico, ayuda al paciente a reconocer situaciones en la cuales es posible que aparezca la necesidad de halar el cabello y como sustituir el impulso con otros comportamientos
  • Medicación: Antidepresivos

Pronóstico

La tricotilomanía que comienza en la niñez (generalmente en niños menores de 6 años), puede desaparecer espontáneamente sin tratamiento.

En la mayoría de las personas al cabo de 12 meses el halarse el cabello termina.

Pero en otros casos, es un trastorno de por vida, que mejora con tratamiento.

Puntaje: 
Sin votos aún