Osteomielitis

Se trata de una infección a los huesos causada por bacterias o macroorganismos. Las bacterias pueden diseminarse desde la piel, tendones, músculos infectados al hueso, sobre todo cuando hay una úlcera en la piel. También puede propagarse la infección al hueso a través de la sangre o comenzar la infección tras una intervención quirúrgica del hueso.

En los adultos suelen verse afectados principalmente los huesos de los pies, pelvis y columna, mientras que en los niños los huesos largos.

Factores de riesgo

  • Hemodiálisis
  • Reciente lesión
  • Diabetes
  • Deficiente riego sanguíneo
  • Uso de drogas ilícitas a través de inyección
  • Extirpación de bazo

Síntomas

  • Fiebre
  • Hinchazón local, calor y enrojecimiento
  • Dolor óseo
  • Malestar generalizado, sensación de enfermedad, inquietud
  • Sudoración excesiva
  • Hinchazón de piernas, tobillos y pies
  • Lumbago
  • Escalofríos

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento, es erradicar la infección y disminuir el daño al hueso y los tejidos que lo rodean.

El tratamiento incluye antibióticos para destruir las bacterias causantes de la infección. Pueden indicarse una combinación de más de un antibiótico.

Los antibióticos pueden administrarse por vía intravenosa para que su efecto sea más rápido. Y la prolongación del tratamiento es de entre 4 y 6 semanas.

Puede ser necesaria la intervención quirúrgica para extirpar el tejido óseo muerto en caso de que la infección no desaparezca. Y llenar el tejido óseo removido con injerto óseo o material de relleno que estimule el crecimiento del nuevo tejido.

En caso de placas de metal próximas a la infección, puede ser preciso quitarlas.

Cuando la infección aparece tras una artroplastia, puede ser necesaria la cirugía para retirar la articulación reemplazada y el tejido circundante infectado y en el mismo procedimiento, implantar una prótesis nueva (generalmente se espera hasta que desaparezca por completo la infección).

En caso de diabetes, es importante que el paciente la tenga bien controlada. Y cuando hay problemas con el riego de la sangre a la zona infectada, puede ser precisa la cirugía para mejorar la circulación.

Pronóstico

Con un tratamiento adecuado el pronóstico suele ser alentador cuando se trata de osteomielitis aguda. En casos de osteomielitis crónica (prolongada), las expectativas no son tan buenas. Los síntomas pueden reaparecer por años, incluso luego de la intervención quirúrgica. En algunos casos puede ser necesaria la amputación, sobre todo en casos de mala circulación sanguínea o diabetes.

En caso de infección de prótesis, el pronóstico dependerá de:

  • El estado general de salud del paciente
  • Si la prótesis infectada puede retirarse sin inconvenientes
  • El tipo de infección
Puntaje: 
Sin votos aún