Insuficiencia aórtica

Se tarta de una valvulopatía cardíaca en la que la válvula aórtica no se cierra por completo. Lo cual hace que haya flujo retrógrado de sangre desde la aorta hacia el ventrículo izquierdo.

Puede ser consecuencia de cualquier afección que impida el cierre hermético de la válvula aórtica, lo que hace que una pequeña cantidad de sangre sea devuelta cada vez que palpita el corazón.

La insuficiencia aórtica provoca ensanchamiento de la cámara inferior izquierda del corazón. Con cada contracción salen cantidades más grandes de sangre del corazón, lo que conduce a que se presenta un pulso fuerte y forzado. Con el paso del tiempo, el corazón pierde la capacidad de bombear sangre al cuerpo.

Esta afección es más frecuente en hombres de entre 30 y 60 años.

Antiguamente la principal causa de la insuficiencia aórtica era la fiebre reumática. Pero desde que se utilizan antibióticos para tratar dicha enfermedad, han aparecido otras causas:

Síntomas

En general la insuficiencia aórtica no manifiesta síntomas durante varios años y cuando aparecen, pueden hacerlo de forma gradual o repentina. Los síntomas pueden abarcar:

  • Pulso saltón
  • Desmayos
  • Palpitaciones
  • Hinchazón de pies, piernas o abdomen
  • Debilidad durante la actividad
  • Fatiga
  • Dificultad respiratoria durante la actividad o en reposo
  • Pulso irregular, acelerado o palpitante
  • Dolor en el pecho tipo angina de pecho (poco frecuente):
    • Por debajo del esternón que puede irradiarse a otras zonas del cuerpo, en general al lado izquierdo del tórax
    • Dolor que se incrementa con el ejercicio y desaparece en el reposo
    • Dolor aplastante, opresivo

Tratamiento

En caso de haber síntomas o si estos son muy leves, posiblemente sólo sea necesaria una ecocardiografía de tanto en tanto y control médico regular.

En los casos de hipertensión arterial, será necesario tratamiento con determinados medicamentos antihipertensivos, con lo que puede reducirse el agravamiento de la regurgitación aórtica.

Pueden ser necesarios los diuréticos para síntomas más moderados.

Es probable que deban limitarse las actividades que demandan mayor trabajo al corazón.

La cirugía de reemplazo o reparación de la válvula aórtica corrige la insuficiencia de la aorta. El recurrir a esta intervención dependerá de los síntomas y el estado y funcionamiento del corazón.

En caso de dilatación de la aorta, también se deberá recurrir a la cirugía.

Pronóstico

Esta afección puede curarse con una intervención quirúrgica. Con ella pueden aliviarse los síntomas completamente, salvo que se presente una insuficiencia cardíaca grave o aparezcan otras complicaciones. Sin ningún tratamiento, los pacientes con insuficiencia cardíaca o angina no tienen un buen pronóstico.

Complicaciones

  • Insuficiencia cardíaca
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Infección en el corazón
Puntaje: 
Sin votos aún