calculos renales
Cálculos

Son trozos de material sólido que se forman a partir de sustancias que están en la orina dentro del riñón. Son bastante comunes y hay casos en que son hereditarios.

Causas y factores de riesgo

Los cálculos renales se forman en la orina cuando ésta contiene una gran cantidad de sustancias determinadas que favorecen la creación de cristales pequeños que se transforman en cálculos. Éstos pueden tardar semanas o meses en aparecer. Pueden quedarse en el riñón o bajar a través del tracto urinario y eliminarse sin síntomas. En general la intensidad de los síntomas depende del tamaño del cálculo.

  • Cálculos de calcio

    Son los más comunes y se presentan con más frecuencia en hombres de entre 20 y 30 años. El calcio se combina con otras sustancias como el como el oxalato (es la sustancia más común y está en alimentos como la espinaca y en suplementos de vitamina C), el fosfato o el carbonato. Un importante factor de riesgo para la formación de cálculos de calcio, son las enfermedades del intestino delgado

  • Cálculos de estruvita

    Estos cálculos se desarrollan generalmente en mujeres con infección urinaria y pueden crecer tanto que llegan a obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga

  • Cálculos de cistina

    Pueden aparecer en pacientes con cistinuria; una afección hereditaria que se caracteriza por la formación de cálculos de cistina en el riñón, el uréter y la vejiga y afecta tanto a mujeres como hombres

  • Cálculos de ácido úrico

    Se presentan con más frecuencia en hombres que en mujeres y pueden aparecer como consecuencia de quimioterapia o gota

  • Ciertos medicamentos también pueden favorecer la formación de cálculos: Indinavir, aciclovir y triamtereno
  • Otro factor de riesgo para la formación de cálculos renales es la falta de líquidos. Estos tienen más probabilidades de formarse si se orina poco (menos de 1 litro por día)

Síntomas

En general los síntomas aparecen recién cuando los cálculos bajan por los uréteres y ahí pueden bloquear el flujo de orina.

  • Dolor intenso que aparece súbitamente y puede desaparecer de la misma manera y puede localizarse en la zona abdominal, en un costado de la espalda o irradiarse a la ingle o los testículos
  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Orina de color anormal
  • Escalofríos
  • Náuseas

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de cálculo y de la intensidad de los síntomas.

  • El dolor generalmente se trata con analgésicos
  • En casos de dolores muy intensos puede ser necesaria a hospitalización y la colocación de una vía intravenosa para administrar líquidos
  • Según el tipo de cálculo, el médico puede indicar medicación para disminuir la formación o contribuir a que se descompongan y eliminen a través de la orina:
    • Antibióticos para los cálculos de estruvita
    • Soluciones de fosfato
    • Diuréticos
    • Alopurinol para los cálculos de ácido úrico
    • Bicarbonato de sodio y citrato de sodio
      • En general se recurre a la cirugía cuando:
        • El cálculo está creciendo
        • El dolor es muy fuerte
        • El cálculo es muy grande como para ser eliminado por sí solo
        • El cálculo está bloqueando el flujo de orina y provocando infección o daño al riñón

    Pronóstico

    • Los cálculos renales son muy dolorosos y en general suelen eliminarse sin mayor problema
    • Los cálculos renales suelen repetir si no se trata la causa
    • En los casos en que el tratamiento no se realice a tiempo, puede haber daño en el riñón u otras complicaciones

    Complicaciones

    • Daño renal
    • Reaparición de los cálculos
    • Pérdida o disminución de la función renal
    • Obstrucción del uréter
    • Infección de las vías urinarias
Puntaje: 
Sin votos aún