Bursitis
(Foto; noelhenley.com)

¿Qué es la bursitis?

La bursitis es la inflamación dolorosa del saco de líquido pequeño (llamado brusa), que está localizado entre la piel y el tendón o el hueso. Es una afección que puede ser aguda o crónica. Generalmente ocurre en la rodilla, la cadera, el codo o el hombro, aunque puede afectar también el pie y el talón de Aquiles.

Causas

  • Artritis reumatoidea.
  • Infección.
  • Traumatismo.
  • Gota.
  • Sobrecarga crónica.
  • Movimientos repetitivos y uso excesivo de las articulaciones.
  • Envejecimiento que puede llevar a la desintegración de la brusa.
  • Presión por períodos prolongados de un área determinada.

Síntomas

  • Rigidez al mover la articulación que está afectada.
  • Sensibilidad y dolor en las articulaciones al presionar alrededor de las mismas.
  • Hinchazón, enrojecimiento y calor al tacto con la articulación afectada.

Tratamiento de bursitis

  • Puede ser necesario inmovilizar temporalmente o dar descanso a la articulación afectada.
  • Aplicar compresas fías o hielo en la zona afectada durante unos 15 minutos, varias veces al día, por 3 días. Después de pasadas las 72 horas se puede alternar con terapia de calor-frío.
  • La administración de antiinflamatorios no esteroides (AINES) ayudan a que se alivie el dolor y disminuya la inflamación.
  • La fisioterapia también mejora los síntomas.
  • En los casos en que la inflamación no seda con el tratamiento tradicional, puede ser necesario extraer el líquido de la brusa y aplicar inyectables de corticosteroides.
  • Son muy raros los casos que requieren de cirugía.
  • En función de la desaparición del dolor, es importante empezar a ejercitar la zona afectada. En los casos en que haya existido atrofia muscular, puede ser necesaria la indicación de ejercicios para aumentar la fortaleza y la movilidad.
  • La bursitis que es causada por infección debe tratarse con antibióticos y puede ser necesario drenar quirúrgicamente la bolsa infectada.

Pronóstico

Esta enfermedad generalmente responde muy bien al tratamiento, pero existen casos en los que puede convertirse en una afección crónica.

Complicaciones

  • Bursitis crónica.
  • La aplicación de muchas inyecciones de esteroides en poco tiempo, puede producir lesión en los tendones de alrededor.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)