Áreas de dolor
Áreas de dolor

Es una inflamación de la articulación sacroilíaca (donde se conectan la columna y la pelvis). Puede causar dolor en la espalda baja, las nalgas e inclusive puede propagarse a una o las dos piernas. El dolor puede estar asociado con subir escaleras o estar demasiado tiempo de pie.

Causas

  • Embarazo: Como consecuencia de la sobrecarga que sufre la columna por el peso del útero, las articulaciones pueden debilitarse, sentirse presionadas
  • Artritis: El desgaste del cartílago de alrededor de la articulación sacroilíaca puede ser otra de las causa de la inflamación
  • Infección: La osteomielitis u otro tipo de infecciones en la zona pueden desencadenar la sacroileítis
  • Traumatismo: Una caída o un golpe pueden causar la inflamación de la articulación

Síntomas

  • Sensación de quemazón en la pelvis
  • Dolor en la zona del sacro: Pelvis, cadera y glúteo
  • Incremento de la sensibilidad en la zona
  • Dolor al realizar actividades diarias que empeora al estar de pie o caminando durante largo tiempo, correr o subir escaleras, cargar una pierna con más peso que la otra
  • Pérdida de peso
  • Contracturas musculares en los músculos contiguos
  • Fiebre cuando hay infección

Diagnóstico

La sacroilíaca puede ser de difícil diagnóstico, puesto que puede confundirse con otras afecciones causantes de dolor lumbar.

Entre los exámenes de diagnóstco está la radiografía de pelvis, la cual puede arrojar signos de daño en la articulación sacroilíaca. En caso de tener la sospecha de que pueda tratarse de espondilitis anquilosante, puede ser indicada una resonancia magnética

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas y de la causa subyacente de la sacroileítis.

El tratamiento puede incluir:

Medicación

  • Analgésicos: Si los analgésicos sin receta no proporcionan alivio, pueden indicarse fármacos más fuertes, como narcóticos por un breve período de tiempo
  • Inhibidores del TNF: Ayudan a proporcionar alivio en los casos que la sacroileítis se asocia a espondilitis anquilosante
  • Relajantes musculares: Pueden ayudar a disminuir los espasmos musculares propios de la sacroileítis. Entre ellos pueden recetarse el Amrix o Flexeril

Fisioterapia

Ejercicios de estiramiento y amplitud del movimiento para mantener la flexibilidad de las articulaciones. También ejercicios de fortalecimiento muscular.

Procedimientos quirúrgicos y otro tipo de tratamientos

  • Estimulación eléctrica: Puede contribuir a disminuir el dolor causado por la sacroileítis
  • Inyecciones conjuntas: Aplicación de corticosteroides en inyectables directamente en la articulación para disminuir la inflación y el dolor
  • Fusión articular: Es poco frecuente, pero este procedimiento quirúrgico que fusiona los dos huesos con herrajes de metal, puede ayudar a calmar el dolor

Complicaciones

La sacroileítis puede formar parte de una condición inflamatoria de la artritis llamada espondilitis anquilosante. Las complicaciones de esta afección pueden llegar a ser muy serias e incluir deformidades en la columna, dificultades respiratorias y problemas cardíacos.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)