Gota

Es la inflamación articular como consecuencia de la acumulación de ácido úrico en la sangre. Puede ser aguda, cuando afecta una articulación o crónica cuando el dolor y la inflamación comprometen de manera repetitiva a más de una.

Causas

Como ya se mencionó antes, la gota es causada por los niveles elevados de ácido úrico y esto sucede cuando: El cuerpo lo produce en exceso o cuando tiene dificultades para eliminarlo.

Si el ácido úrico se acumula en el líquido que rodea las articulaciones, se forman cristales que producen la inflamación de la articulación.

Factores de riesgo

  • Factores hereditarios
  • Ser hombre: La gota es más común en los hombres que en las mujeres
  • Ser mujer y estar en la etapa post menopausia
  • Tomar diuréticos o hidroclorotiazida
  • Enfermedad renal
  • Anemia
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Leucemia

Síntomas

  • En general los síntomas de la gota sólo afectan una o pocas articulaciones. Y las articulaciones más frecuentemente afectadas son: Rodilla, dedo gordo, tobillo
  • La articulación afectada está roja, caliente al tacto y suele estar extremadamente sensible, incluso al contacto con algo liviano como una sábana
  • El dolor suele comenzar en la noche de manera súbita y es opresivo y pulsátil
  • Los síntomas pueden desaparecer pasados los días, pero pueden regresar de tanto en tanto y durar más tiempo

Análisis de diagnóstico

  • Ácido úrico en la sangre
  • Biopsia sinovial
  • Análisis del líquido sinovial
  • Radiografía de la articulación
  • Ácido úrico en la orina

Tratamiento

  • Farmacológico
    • Antinflamatorios no esteroides (AINES), ni bien comienzan los síntomas. La dosis debe ser indicada por el médico
    • Corticoesteroides. Para aliviar el dolor puede ser necesario infiltrar la articulación afectada con esteroides
    • Pueden ser prescriptos analgésicos fuertes como ser .Hidrocodona, codeína, oxicodona
    • El dolor suele desaparecer pasadas las 12 horas de comenzado el tratamiento
    • El médico puede indicar diariamente probenecida o alopurinol para disminuir el ácido úrico en casos de: Tofos, ataques muy intensos o varios en el mismo año, daño articular, cálculos renales
  • Los cambios en el estilo de vida y la alimentación pueden ayudar a prevenir:
    • Bajar de peso de manera gradual, ya que la pérdida rápida puede favorecer los cálculos renales
    • Consumir menor cantidad de carne
    • Consumir suficiente cantidad de carbohidratos
    • Reducir la ingesta de alimentos con purina
    • Evitar los fritos y aderezos grasos

Pronóstico

En general con el tratamiento acorde, los pacientes con ataques agudos de gota pueden llevar una vida normal. Pero hay casos en los que pueden llegar a desarrollar artritis crónica, con daño articular y pérdida de la movilidad.

Las complicaciones posibles de esta afección incluyen:

  • Cálculos renales
  • Artritis gotosa crónica
  • Insuficiencia renal crónica
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 1 (1 vote)