Absceso hepático amebiano

Se trata de una acumulación de pus en el hígado como consecuencia de la presencia del parásito intestinal Entamoeba histolytica, el mismo causante de la disentería amebiana. Tras la infección el parásito puede viajar a través de la sangre desde los intestinos al hígado.

La enfermedad se contrae por el consumo de agua o alimentos contaminados con materia fecal (en ocasiones a causa del uso de excrementos humanos como fertilizantes9 o a través del contacto directo con personas infectadas.

Es más frecuente en zonas tropicales donde hay deficientes condiciones sanitarias y hacinamiento.

Factores de riesgo:

  • Cáncer
  • Desnutrición
  • Embarazo
  • Uso de esteroides
  • Alcoholismo
  • Inmunodepresión
  • Avanzada edad
  • Reciente viaje a alguna zona tropical

Tipos de abscesos hepáticos

  • Absceso hepático purulento: Generalmente polimicrobiano (es la forma más común en países desarrollados)
  • Absceso hepático amebiano: Es causado por el parásito Entamoeba histolytica
  • Absceso hepático fungico: Causado por especies del hongo Candida

Síntomas

En general no hay síntomas de infección intestinal. Los síntomas que sí pueden presentarse son:

  • Dolor abdominal que puede ser intenso, permanente o punzante en la zona alta y derecha del abdomen
  • Diarrea (solamente en 1/3 de las personas)
  • Ictericia
  • Inapetencia
  • Pérdida de peso
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Dolor en las articulaciones
  • Sudoración

Exámenes de diagnóstico:

  • Tomografía computada del abdomen
  • Aspirado del absceso hepático en busca de infección bacteriana en el mismo
  • Pruebas de la función hepática
  • Exámenes coprológicos para detectar amebiasis
  • Ecografía abdominal
  • Conteo sanguíneo completo
  • Gammagrafía del hígado
  • Serología para amebiasis

Tratamiento

Para un absceso hepático el tratamiento con antibióticos como metronidazol o tinidazol son lo usual. Pero de todas maneras deben indicarse medicamentos como diloxanida o paromomicina para eliminar las amebas del intestino y prevenir que la enfermedad reaparezca. Este tratamiento puede extenderse más allá del tratamiento del absceso.

En ocasiones poco frecuentes, puede ser necesario drenar el absceso para aliviar el dolor abdominal.

Pronóstico

Si no se realiza tratamiento, el absceso puede romperse y propagarse hacia otros órganos, lo que, inevitablemente conduce a la muerte. Los pacientes que reciben tratamiento tienen altas posibilidades de curarse completamente o de tener complicaciones mínimas.

Complicaciones

Puede romperse el absceso y drenar hacia la cavidad del abdomen, el revestimiento de los pulmones, los pulmones o el saco que rodea el corazón. La infección puede extenderse también al cerebro.

Puntaje: 
Sin votos aún