Citomegalovirus

Es un virus muy común que se presenta generalmente en niños y que una vez que se contrae la persona es portadora del mismo de por vida. La mayoría de las personas son portadoras del citomegalovirus al cumplir los 40 años.

En muchos casos las personas son portadoras y lo desconocen, ya que en general el virus no causa síntomas ni problemas a largo plazo. Sin embargo, este virus puede causar problemas en personas con sistemas inmunitarios debilitados en recién nacidos, si la madre contrae el virus durante el embarazo.

Causas y factores de riesgo

El virus se propaga de una persona a otra a través del contacto con la sangre u otros fluidos corporales como la saliva, la orina, el semen o la leche materna.

En las guarderías hasta un 70% de los niños de entre 1 y 3 años puede propagar el virus.

Síntomas

En general el citomegalovirus no produce síntomas o son leves. En algunos casos los síntomas pueden ser similares a los de la mononucleosis e incluir:

  • Ganglios linfáticos hinchados
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolores musculares

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados como consecuencia de HIV, transplante de órganos, algunos medicamentos, etc., pueden tener síntomas más graves como ser:

  • Neumonía
  • Sangrado de úlceras en el esófago o en los intestinos
  • Convulsiones
  • Ceguera
  • Diarrea
  • Encefalitis (inflamación del cerebro)

Tratamiento

En las personas sanas el citomegalovirus generalmente no requiere tratamiento. Sin embargo, en personas con sistema inmunitario debilitado es necesario el tratamiento farmacológico (con fármacos antivirales) para tratar la infección.

En recién nacidos hijos de mujeres con el virus, el pediatra examinará al bebé al nacer para ver si se detectan síntomas y si tiene el virus tratarlo a tiempo.

Complicaciones

En mujeres embarazadas las complicaciones pueden incluir:

  • Aborto espontáneo o muerte fetal al transmitir el virus al bebé
  • Muerte del recién nacido
  • Los recién nacidos que logran sobrevivir al virus tienen un riesgo mayor de experimentar retraso mental o pérdida de la audición

Solamente el 1% de los recién nacidos infectados por el citomegalovirus durante el embarazo desarrolla problemas o complicaciones como consecuencia del virus, en la mayoría de los casos sólo experimentan síntomas leves.

Prevención

El lavado cuidadoso de manos es una de las formas más fáciles y efectivas para prevenir el contagio del virus.

Puntaje: 
Sin votos aún