Consejos para correr

Estadísticamente las posibilidades de lesión son más altas cuando se corre que cuando se esquía o anda en bicicleta. Correr sobre superficies duras produce una gran sobrecarga sobre las piernas y la espalda, lo que puede favorecer la aparición de problemas en la parte inferior del cuerpo.

Las lesiones más frecuentes al correr son:

Para prevenir las lesiones es fundamental seguir estos consejos:

  • Utilizar la indumentaria y el calzado correcto. La ropa para correr debe ser cómoda y en lo posible de material dry fit (libre de transpiración). Las medias es mejor que sean de materiales sintéticos como el acrílico, el poliéster o sino de lana, no 100% de algodón puesto que se humedece y demora en secar. En el mercado hay calzado especialmente diseñado para correr y al comprarlo hay que tener en cuenta las características del pie (pie plano, pie cavo, etc.), ya que lo importante es que brinden un buen soporte al pie
  • Realizar ejercicios de calentamiento antes; correr en el lugar durante unos minutos o dar saltos para activar la circulación. Luego de correr, realizar estiramiento especialmente en cuádriceps, pantorrillas, isqueotibiales y tobillos
  • Tener en cuenta el clima: Si hace mucho calor mantenerse bien hidratado antes de correr, durante el trayecto y después; ya que el golpe de calor puede ser grave. Utiliza indumentaria de color blanco para reflejar los rayos solares y un gorro de visera para protegerse del sol. Dejar de correr ante el más mínimo malestar. Los días fríos, lluviosos o con nieve, procurar mantener los músculos calientes y usar ropa impermeable. Si hay viento, correr a un ritmo más lente, comenzando con el viento en contra para terminar con el viento a favor cuando ya se está más cansado
  • Elegir bien el lugar para correr: si bien se puede correr casi en cualquier parte, lo cierto es que hay lugares que son más seguros que otros y especialmente si de prevenir lesiones se trata. Según expertos en atletismo, es importante escoger por calles o veredas anchas por donde circule poco tránsito. Si hay problemas o dolor de rodilla, correr sobre superficies suaves como el pasto o la tierra, no en el asfalto
  • Los adolescentes cuyo cuerpo está en desarrollo, no deben correr distancias superiores a los 10 km, ni maratones los menores de 18 años, ya que pueden provocar sobrecarga y lesión
  • Parar de correr al menor síntoma de dolor. Ignorar las señales que pone el cuerpo como advertencia, de seguro causará lesión en el futuro
Puntaje: 
Sin votos aún