Futbolistas

Las lesiones son parte de la vida y del trabajo, como se dice comúnmente: Gajes del oficio, del futbolista. Como sucede en otros deportes y otras labores, hay partes que son más vulnerables y en el caso de éstos se trata de las piernas, aunque no son las únicas que pueden resultar lesionadas.

Durante el deporte de alta competición, los músculos son sometidos a un gran esfuerzo y algunas fibras usan la reserva de glucógeno mientras que otras se lesionan. Como cada ve son más las fibras dañadas y menos las que responden a la demanda física, las posibilidades de lesión son mayores.

1

Tobillos

Los tobillos son una de las zonas más vulnerables de los futbolistas y los esguinces una de las lesiones más comunes entre ellos. Se presentan cuando se produce un exagerado estiramiento de los ligamentos que envuelven el tobillo.

2

Lesiones de rodilla

Las lesiones en esta parte del cuerpo, se producen como consecuencia de los movimientos bruscos realizados durante el deporte. El impacto puede causar grave daño en los ligamentos o rotura del cartílago.

3

Muslos

Este tipo de lesiones en los muslos se presentan cuando el jugador acelera con mucha velocidad y puede llegar hasta la ruptura del tendón de la corva. La lesión en el muslo se produce por el uso exagerado de un músculo o articulación, movimientos repetitivos, que incluyen los mismos grupos musculares y no dejan que descansen y se recuperen.

4

Pantorrillas

Las lesiones en las pantorrillas se dan cuando el jugador realiza un esfuerzo importante o estira mucho la pantorrilla.

5

Tendón de Aquiles

El excesivo estiramiento del tendón de Aquiles puede causar desgarro que produce un dolor agudo. En general la rotura del tendón de Aquiles debe terminar en cirugía y la recuperación lleva aproximadamente unos 6 meses.

6

Cabeza

La cabeza si bien está bastante alejada de las piernas y los pies, es otra de las partes del cuerpo que más lesiones recibe dentro de una cancha de fútbol. Una de las lesiones en esta zona que se da, generalmente, es por el impacto que se da entre dos jugadores que van a pegarle a la pelota con la cabeza al mismo y tiempo y se golpean entre ellos.

El tiempo de recuperación de las lesiones depende en gran medida de la gravedad de la lesión. Mientras una leve puede tardar entre una y dos semanas en resolverse, una grave puede llevar más de seis meses.

Puntaje: 
Sin votos aún