Parálisis supranuclear progresiva

Se trata de un trastorno del movimiento que se presenta como consecuencia del daño a determinadas neuronas en el cerebro. Varias áreas resultan afectadas, incluso la parte del tronco del encéfalo donde se localizan las células encargadas de controlar el movimiento de los ojos. También resulta afectada una zona que se encarga de controlar la estabilidad al caminar y los lóbulos frontales, lo cual hace que se produzcan cambios de personalidad.

La causa de la enfermedad es desconocida y la misma empeora con el paso del tiempo. Quienes la padecen, presentan depósitos en los tejidos cerebrales similares a los hallados en las personas que tienen Alzheimer: Pérdida tisular en gran parte de las zonas cerebrales y en algunas de la médula espinal.

Este trastonro es más común en adultos mayores de 60 años y más frecuente en hombres que en mujeres.

Síntomas

Los síntomas son muy parecidos a los del mal de Parkinson

  • Profundización de las líneas del rostro
  • Pupilas de diferente tamaño
  • Movimientos lentos generalizados
  • Marcha inestable, pérdida de la coordinación
  • Cambios de personalidad
  • Movimientos lentos o rígidos
  • Poca flexibilidad en brazos, piernas, parte media del cuerpo y cuello
  • Dificultad en la visión: Imposibilidad de mirar para arriba o para abajo sin flexionar el cuello
  • Cambios en la expresión del rostro
  • Dificultad para mover los ojos o ausencia del control sobre los mismos
  • Dificultad para deglutir
  • Espasmos o movimientos espasmódicos en la mandíbula o la cara
  • Demencia leve o moderada:
    • Falta de memoria
    • Lentitud en el pensamiento
    • Dificultad para usar el conocimiento
    • Apatía
  • Caídas repetitivas
  • Temblores
  • Trastornos del habla:
    • Bajo volumen de la voz
    • Discurso lento
    • Dificultad para hablar con claridad

Tratamiento

El tratamiento tiene como objetivo principal el control de los síntomas, pero la parálisis supranuclear progresiva no se cura.

Hay fármacos como ser la trihexifenidil,, levodopa o benztropina, que bloquean la acción de acetilcolina (químico del sistema nervioso), pueden disminuir de manera temporal determinados síntomas como la lentitud de los movimientos y la rigidez de las extremidades. Pero esta medicación, generalmente, no es tan efectiva como lo es en el tratamiento del Parkinson.

Los pacientes con esta afección, es probable que necesiten cuidados y vigilancia permanente, en la medida en que van perdiendo sus funciones cerebrales.

Pronóstico

El tratamiento puede disminuir los síntomas de forma temporal, pero la enfermedad tarde o temprano se agravará. Con el tiempo habrá un declive de la actividad cerebral y la ocurrencia de la muerte, generalmente, se dará entre los 5 y los 7 años.

Complicaciones

  • Carencia del control sobe la visión
  • Neumonía como consecuencia de la dificultad de deglución
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Trombosis venosa profunda como consecuencia de la limitación en los movimientos
  • Pérdida de las funciones cerebrales con el paso del tiempo
  • Desnutrición
Puntaje: 
Sin votos aún