Trombosis venosa profunda

Es la formación de un coágulo de sangre en una vena, fundamentalmente en las venas grandes como las de la parte inferior de las piernas y los muslos.

Son más frecuentes en adultos mayores de 60 años, pero pueden presentarse a cualquier edad. En los casos en que el coágulo se desprende y desplaza a través del torrente sanguíneo se llama émbolo y puede atascarse en los pulmones, el cerebro o el corazón causando daño severo.

Factores de riesgo:

  • Reposo en cama
  • Fractura en la pelvis o las piernas
  • Obesidad
  • Producción excesiva de glóbulos rojos por parte de la médula ósea, lo cual lleva a que la sangre se espese y fluya con más lentitud
  • Un catéter de marcapasos que se ha pasado a través de la vena en la ingle
  • Antecedentes familiares de coágulos en la sangre
  • Haber parido en los últimos 6 meses
  • Cirugía reciente de cadera, pelvis o rodilla
  • Determinados trastornos autoinmunitarios como lupus
  • Tomar pastillas anticonceptivas o estrógenos (el riesgo se eleva en personas fumadoras)
  • Cáncer
  • Afecciones en las que aumentan las probabilidades de coágulos de sangre
  • Pasar muchas horas sentado al viajar por ejemplo, puede incrementar considerablemente el riesgo de trombosis venosa profunda, sobre todo, cuando hay alguno de los factores de riesgo arriba señalados

Síntomas

La trombosis venosa profunda afecta generalmente un lado del cuerpo. El coágulo puede bloquear el flujo y provocar:

  • Dolor en la pierna
  • Inflamación
  • Cambios en la coloración de la piel
  • Sensación de calor al tacto

Tratamiento

Se indican anticoagulantes para impedir que se formen más coágulos o que se disuelvan los ya existentes.

En general el primer fármaco que se indica en estos casos es la heparina y posteriormente junto con ella Coumadin.

También es posible que se indiquen medias de descanso para mejorar el flujo de la sangre en las piernas y reducir el riesgo de complicaciones.

En raras ocasiones es necesario acudir a una cirugía cuando los medicamentos no surten efecto y ella puede implicar:

  • La colocación de un filtro en la vena más grande del cuerpo para impedir que los coágulos puedan trasladare hasta los pulmones
  • La extracción del coágulo de sangre grande de la vena o inyecciones de medicamentos trombolíticos

Pronóstico

Muchas veces la trombosis venosa profunda desaparece sin problema pero puede volver, Hay personas que pueden manifestar dolor e hinchazón en la pierna, lo que se conoce como síndrome posflebítico.

Los coágulos que forman en el muslo son más propensos a desprenderse y viajar hacia los pulmones causando embolia pulmonar>.

Medidas preventivas

  • Usar medias de descanso recetadas por el médico, ayuda a mejorar la circulación sanguínea en las piernas y disminuir el riesgo de formación de coágulos
  • Mover las piernas frecuentemente durante largos viajes en autobús, automóvil o avión o en situaciones que implican estar sentado o acostado durante mucho tiempo
  • Las personas con elevado riesgo de coágulos sanguíneo, pueden beneficiarse con las inyecciones de heparina si tienen que viajar por más de 4 horas
  • No fumar, ya que hacerlo aumenta el riesgo
Puntaje: 
Sin votos aún