Se trata de un grave trastorno que se caracteriza por la excesiva actividad de las proteínas encargadas de controlar la coagulación de la sangre.

Cuando una persona se lastima, las proteínas en la sangre forman coágulos que se trasladan al lugar de la lesión para frenar el sangrado. Cuando una persona padece este trastorno, las proteínas se tornan anormalmente activas en todo el cuerpo. Las causas pueden ser cáncer, una infección o inflamación.

Pequeños coágulos de sangre se forman en los vasos sanguíneos y algunos de ellos pueden obstruir los vasos y cortar el riego de la sangre a órganos como el cerebro, órganos o riñones. La falta de flujo de sangre puede causar daño a la funcionalidad del órgano.

Con el paso del tiempo, las proteínas de la coagulación en la sangre se agotan y la persona está en serio riesgo de sangrado, inclusive por una herida menor. También puede ocurrir sangrado espontáneo.

Factores de riesgo

  • Cáncer (sobre todo algunos tipos de leucemia)
  • Infección de la sangre, sobre todo por bacterias u hongos
  • Complicación en el embarazo (la placenta queda tras el parto)
  • Grave lesión tisular
  • Reacción a transfusión de sangre
  • Pancreatitis
  • Enfermedad hepática
  • Cirugía o anestesia resientes
  • Hemangioma grande

Síntomas

  • Coágulo de sangre
  • Caída de la presión arterial
  • Sangrado de muchos lugares en el cuerpo
  • Hematoma

Exámenes de diagnóstico

  • Tiempo parcial de tromboplastina
  • Fibrinógeno en suero
  • Conteo sanguíneo completo con análisis de frotis de sangre
  • Tiempo de protrombina
  • Productos de la degradación de la fibrina

Tratamiento

No hay un tratamiento concreto para la coagulación intravascular diseminada. El principal objetivo es determinar la causa subyacente y tratarla. Por ejemplo con cirugía, quimioterapia, antibioticoterapia, etc.

Los tratamientos complementarios pueden incluir:

  • Transfusiones de plasma para reponer los factores de coagulación de la sangre si hay un sangrado importante
  • Anticoagulante para prevenir la coagulación de la sangre si hay mucha cantidad de coágulos

Pronóstico

El pronóstico dependerá de cuál sea la causa del trastorno. En algunos casos la coagulación intravascular diseminada puede causar la muerte.

Complicaciones

Puntaje: 
Sin votos aún