Enfermedad de Hashimoto

Es un trastorno de la glándula tiroides, que causa la inflamación de la misma y produce una disminución en la función tiroidea (hipotiroidismo). Es una reacción del sistema inmunitario, un trastorno autoinmunitario, más frecuente en las mujeres de mediana edad (entre 30 y 50 años) y en personas con antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides.

Es una enfermedad que comienza de manera lenta y pueden pasar años antes de que sea detectada. Puede ocurrir conjuntamente con diabetes tipo I e insuficiencia suprarrenal.

Síntomas

  • Dificultades de concentración
  • Bocio o cuello grueso
  • Caída del cabello
  • Intolerancia al frío
  • Glándula tiroides de pequeño tamaño (esto suele ocurrir en las etapas últimas de la enfermedad)
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Fatiga
  • Menstruación irregular y abundante
  • Leve incremento de peso
  • Hinchazón facial
  • Ronquera
  • Rigidez en las articulaciones
  • Depresión

Diagnóstico

Los exámenes para ver si la tiroides funciona normalmente incluyen:

  • T3
  • Hormona estimulante de la tiroides en suero
  • Autoanticuerpos tiroideos:
    • Anticuerpo antitiroglobulina
    • Anticuerpo antiperoxidasa tiroidea

La enfermedad de Hashimoto también puede diagnosticarse con los siguientes exámenes:

  • Prolactina en suero
  • Colesterol total
  • Hemograma
  • Sodio en suero

Tratamiento

En caso de deficiencia de la hormona tiroidea, si el cuerpo no la produce en suficiente cantidad o si hay signos de insuficiencia tiroidea leve, el paciente puede recibir terapia sustitutiva con levotiroxina (hormona tiroidea).

La medicación regula los niveles hormonales y ayuda a que el metabolismo vuelva a la normalidad. También contribuye a reducir el colesterol LDL y a controlar el aumento de peso.

En cambio si no hay deficiencia de la hormona tiroidea, el paciente solo puede requerir control médico regular.

Pronóstico

El pronóstico de la enfermedad suele ser muy favorable, puesto que es una enfermedad que permanece estable durante años. Y en caso de que la deficiencia de la hormona tiroidea progrese, puede tratarse con terapia sustitutiva con hormona tiroidea.

Complicaciones

Este trastorno puede ocurrir junto con otros trastornos autoinmunitariosy en raras ocasiones puede desarrollarse cáncer de tiroides.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)