Carcinoma hepatocelular

Es el tipo más frecuente de cáncer de hígado, constituye entre el 80 y el 90% de los tumores malignos primarios. Es más común en hombres que en mujeres y en general en personas de entre los 50 y los 60 años.

El carcinoma hepatocelular es más común en algunas partes de África y Asia que en Sudamérica, Norteamérica y Europa.

No es igual que el cáncer con metástasis al hígado, que empieza en otro órgano y se propaga hacia el hígado. En general la causa es la cirrosis hepática, en un 90% de los casos.

Las causas de la cirrosis pueden abarcar:

  • Consumo en exceso de alcohol
  • Infección por el virus de hepatitis B o C. Las personas con hepatitis B o C están en mayor riesgo de cáncer de hígado, aún sin cirrosis
  • Sobrecarga de hierro en el cuerpo ((hemocromatosis)
  • Enfermedades autoinmunitarias del hígado
  • Inflamación crónica del hígado

Síntomas

  • Sensibilidad o dolor abdominal, sobre todo en el cuadrante superior derecho
  • Agrandamiento del abdomen
  • Tendencia al sangrado o la formación de hematomas
  • Ictericia
  • Hipoglucemia
  • Diarrea acuosa
  • Síntomas cutáneos como ser queratosis seborreica, porfiria cutánea tarda, dermatomiositis, etc.

Tratamiento

La cirugía o el transplante de hígado pueden ser exitosos en caso de tumores pequeños o de lento crecimiento, siempre que el diagnóstico sea temprano. Sin embargo, el diagnóstico precoz es poco frecuente.

La quimioterapia realizada directamente en el hígado con un catéter, puede contribuir pero no curar la enfermedad. La radioterapia también puede servir, pero en pacientes con cirrosis u otras enfermedades hepáticas, estos tratamientos se dificultan.

En pacientes con carcinoma hepatocelular avanzado, se puede usar un fármaco oral llamado tosilato de sorafenib (Nexavar), que bloquea el crecimiento del tumor.

Pronóstico

El pronóstico es generalmente poco alentador, solamente entre un 10 y un 20% de los carcinomas hepatocelulares pueden extirparse totalmente con cirugía.

Cuando el tumor no puede ser extirpado completamente, la enfermedad suele ser mortal en el transcurso de entre e y 6 meses. Pero la tasa de supervivencia puede ser variable y en algunos casos las personas pueden sobrevivir más allá de los 6 meses.

Complicaciones

  • Sangrado gastrointestinal
  • Metástasis
  • Insuficiencia hepática

Prevención

La prevención y el tratamiento oportuno de la hepatitis viral, puede reducir los riesgos de desarrollar carcinoma hepatocelular. La vacuna contra la hepatitis B en la infancia, puede disminuir el riesgo de cáncer de hígado en la adultez. Evitar el exceso de alcohol también es una medida preventiva.

Puntaje: 
Sin votos aún