La erotomania

Es también conocida como Síndrome de Clérambault y es un trastorno mental causado por el amor, según el cual, el individuo cree de manera obsesiva que mantiene una relación de amor imposible con alguien que, por lo general, tiene una posición superior o con algún personaje famoso que, en la realidad, resulta inalcanzable y con quien se ha tenido poco o nada de contacto. Puede tratarse de alguna celebridad como un cantante o actor.

Una persona que padece de erotomanía tiene la creencia delirante de que otra persona está enamorada de ella, a pesar de que existen evidencias claras de todo lo contrario. Se trata, más que nada, de una ilusión que, según estadísticas, se presenta más en hombres que en mujeres, que a su vez padecen de otros trastornos, como esquizofrenia, por ejemplo.

Causas de la erotomanía

Puede presentarse como síntoma de una enfermedad psiquiátrica como la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo, el trastorno depresivo o el trastorno bipolar. Según estudios más recientes, las redes sociales pueden incentivar el inicio de esta patología, pues eliminan las barreras entre personas desconocidas y a través de ellas se puede observar, contactar, acechar y acosar a otras personas.

Síntomas de la erotomanía

El principal síntoma de la erotomanía es la creencia delirante del paciente acerca de que otra persona está enamorada de él, en ese sentido, su comportamiento incluye esfuerzos persistentes para contactar de todas las maneras posibles al objeto de su fijación, llegando a convertirse en una verdadera amenaza.

La erotomanía puede comenzar de improviso y los síntomas suelen ser de larga duración.

El diagnóstico de este trastorno es algo complicado porque se trata de una patología un poco insólita y es muy probable que ni siquiera los especialistas sepan reconocer los síntomas cuando los ven.

Tratamiento de la erotomanía

Tratar este tipo de trastorno resulta complicado, sobre todo porque los afectados no son conscientes de que sus creencias e ilusiones son infundadas, motivo por el cual muy pocas personas buscarán tratamiento por sí mismas.

En caso el paciente se someta a un tratamiento, este debe adaptarse a las necesidades de cada persona y centrarse, a la vez, en mantener las relaciones sociales, minimizar el riesgo de conductas problemáticas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Dentro del tratamiento, es posible incluir medicamento, terapia y hospitalización, esto último, solo en caso de que el paciente se convierta en un peligro para sí mismo o para cualquier otra persona.

Breve historia

La erotomanía fue descrita por primera vez a inicios del siglo XX por el psiquiatra Gaetan Gatian de Clérambault, quien fue también un reconocido fotógrafo y pintor.

Su trabajo psiquiátrico se centró principalmente en las alucinaciones y delirios, definiendo el síndrome erotomaníaco en 1921 como “Psicosis Pasional” en el tratado “Les Psychoses Passionelles”.

Aquejado de glaucoma y con peligro de quedarse ciego, se suicidó con un arma de fuego el 17 de noviembre de 1934 en París.