caricias eroticas

El froteurismo o frotismo es un término proveniente del francés frotter, cuyo significado es rozar y designa a una parafilia que consiste en la excitación y obtención de placer sexual mediante el roce intencional de los genitales contra el cuerpo de una persona desconocida sin su previa aprobación.

En general, este comportamiento sexual suele ser perpetrado en espacios públicos de gran concurrencia (transporte público, conciertos, ferias), donde puede atribuirse el roce a un accidente y el frotista salir disparado sin riesgo de ser acusado y detenido.

El agresor sexual se aprovecha de su anonimato y de la vergüenza que le produce a la víctima, la cual queda queda shockeada por la agresión sexual, para huir sin ser atrapado. Posteriormente, por la excitación causada por el roce, suele masturbarse en privado.

El psiquiatra del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi”, en Perú, Guillermo Ladd Huarachi dice al respecto de los froteuristas:

Estas personas solo satisfacen su placer tocando. Cuando recién llegan a su casa es cuando se masturban, pensando en el recuerdo del frotamiento. Cuando son denunciados e identificados, no suelen salir y entran en un proceso depresivo.

Esta conducta es más frecuente en varones de entre 15 y 20 años que suelen ser tímidos y presentar dificultades para relacionarse amorosamente con los demás. Según señala Ladd Huarachi, afecta a ocho hombres por cada mujer.

El sexólogo colombiano Carlos Quintero Malo explica al respecto:

el froteurismo es una parafilia, un trastorno del comportamiento sexual donde única y exclusivamente se obtiene placer sexual a través del ejercicio de esta práctica. En este caso sucede que el paciente obtiene placer frotando sus genitales o su cuerpo contra alguien extraño. Es una práctica muy frecuente en lugares públicos.

Generalmente no predispone alguna otra acción sexual, luego de la práctica, la persona por lo general termina masturbándose. Algunos lo consideran como un acto sexual abusivo. Sin embargo, en otras legislaciones no se considera igual; pero en términos generales es una práctica común.

Causas

El froteurismo es un trastorno sexual que se conforma desde la niñez y suele definirse durante la adolescencia. Generalmente es multifactorial, es decir que puede deberse a causas biológicas, a alteraciones en el desarrollo psicosexual como consecuencia de abuso sexual, de maltrato, abandono o falta de amor.

El psiquiatra Víctor Alcázar Mendoza, del hospital Hermilio Valdizán, Perú señala:

Por lo general, los parafílicos no experimentan su conducta como patológica, considerando que su problema es la "incomprensión" de los demás. Otros padecen sentimientos de vergüenza y sintomatología ansiosa y depresiva asociada. Asimismo presentan disfunciones psicosexuales y es frecuente hallar entre ellos marcada inmadurez emocional. Son también comunes los problemas conyugales, de adaptación social y aquellos de naturaleza legal.

Tratamiento

En general por vergüenza o por no considerar que tienen un problema, la mayoría de los que padecen froteurismo no piden ayuda. Pero existen casos en los que llegan a institutos de salud mental luego de experimentar algún evento público y allí reciben tratamiento.

El tratamiento puede incluir terapia conductual que buscará ayudar al paciente a manejar sus impulsos y medicación en caso de que exista algún factor médico que impulse dicha conducta sexual que le conduce a frotar a alguien sin su permiso. Pero este sólo funcionará si el enfermo realmente desea modificar sus patrones de conducta.

Puntaje: 
Sin votos aún