Beneficios de la empatía

Ser empático con el resto de las personas es algo fundamental para cualquier aspecto de la vida: es muy importante para crear relaciones sanas, buena convivencia y desarrollarnos socialmente.

Carmen Soliveres Tomás, psicóloga y codirectora de Psicoactúa, la Unidad de Psicología y Medicina de la Salud de Vithas Hospital Internacional Medimar en Alicante, España, sostiene al respecto:

La clave de la empatía es tratar a los demás como les gustaría que les trataran a ellos, no a ti, a ellos. De lo contrario quizás les sigas tratando como no les gusta.

Ventajas de la empatía

Las personas pueden ser empáticas por naturaleza o llegar a ella a través del entrenamiento. De cualquier modo, disfrutarán de los beneficios que trae consigo la empatía.

1 Aceptación

Sobre este punto, Fernando Catalán, psicólogo y presidente de la Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Psicología de la Comunidad Valenciana, señala:

Ser empático nos permite entender a la persona que tenemos delante y nos facilita establecer una relación social cordial. Eso implica una mayor aceptación por parte de todos y al final, queramos o no, tenemos que convivir. Si yo no soy empático, rozaré con todo el mundo.

2 Respeto

Por la empatía somos capaces de crear relaciones interpersonales cómodas y sencillas, debido a la conexión emocional. Nos ayuda a no juzgar a la persona y a comprenderla. Gracias a ello somos respetuosos con el otro.

3 Autoestima

Carmen Soliveres señala:

Aquellas personas que demuestran empatía se orientan a la colaboración y gozan de mayor éxito en sus grupos de referencia. Esto aumenta la autoestima.

4 Convencimiento

Para Catalán, este beneficio es uno de los más egoístas:

Si tú entiendes a la otra persona, puedes llegar a convencerle o a intentar convencerle de algo. Convencer es casi la parte más interesada de la empatía, pero también es fundamental. ¿Cómo vamos a convencer al otro si no me puedo poner en su lugar? Si le estoy convenciendo con mis argumentos, con lo que a mí me gusta, con lo que yo quiero, no conseguiremos nada.

5 Liderazgo

No todas las personas tienen la habilidad para ser líderes y si no cultivan la empatía con quienes los rodean, la situación es más complicada. Sobre este punto sostiene Fernando Catalán:

Es difícil liderar si no sabes cómo está el otro. ¿Cómo intentas conducirle si no lo entiendes? (…) Es decir, si sabemos cómo está el otro, podremos apoyarle o ayudarle, sabremos liderar o conducir una situación. Es impensable ser un líder si no se es empático. Si la gente no confía en mí, yo no voy a liderar; puedo mandar y es posible que me obedezcan, pero no lidero.