Ver TV aumenta el riesgo de ataque cardíaco

El sedentarismo es un factor perjudicial determinante que aumenta considerablemente el riesgo de padecer diversas enfermedades, por lo cual va en detrimento de un estilo de vida saludable.

Dos estudios distintos presentados recientemente demuestran como pasar muchas horas diarias sentados inmóviles frente a la televisión o a la computadora, incrementa las posibilidades de sufrir problemas cardíacos y consecuentemente acorta años de vida.

Estudio realizado por el departamento de epidemiología y salud pública del Colegio Universitario de Londres

Un estudio realizado recientemente por investigadores del departamento de epidemiología y salud pública del Colegio Universitario de Londres, publicado en la revista “Journal of the American College of Cardiology”, asegura que pasar más de cuatro horas diarias mirando televisión, frente a la computadora o jugando videojuegos, incrementa al doble el riesgo de sufrir un ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, accidente cerobravascular y muerte.

Según Emmanuel Stamatakis, investigador líder de dicho estudio, pasar demasiado tiempo sentado ya sea frente a la TV, la computadora o lo que sea, es muy perjudicial para la salud cardiovascular y para la salud en general.

Para el estudio británico, Stamatakis y su grupo de investigadores recolectaron información acerca de 4,512 personas adultas que participaron de la Encuesta escocesa de salud del 2003, la que preguntaba, entre otras cosas, acerca de actividades realizadas en el tiempo de ocio.

Se realizó un seguimiento durante, aproximadamente, 4 años, período en el cual 325 personas de estas fallecieron, mientras 215 sufrieron un accidente cardiovascular.

En la investigación se encontró que aquellos que pasaban más de 4 horas diarias sentados viendo TV, en la computadora o jugando video juegos, tenían un 48% más de posibilidades de morir por cualquier enfermedad y un 125% más de sufrir ataque al corazón, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular, que aquellos que pasaban dos o menos horas al día.

Un hallazgo importante de este estudio, es que pese a que el ejercicio físico se considera un factor beneficios para la salud general y particularmente para el corazón, su práctica regular no pareció aminorar los efectos nocivos del sedentarismo asociado a demasiado tiempo frente a alguna pantalla.

Otro dato que se desprende de esta investigación en que el colesterol elevado y la inflamación en conjunto con el sedentarismo incrementarían aún más el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Stamatakis señala que dado a que en general la gran mayoría de las personas realizan trabajos pasivos, sedentarios, que exigen poco o ningún esfuerzo físico, unido a que pasan también mucho tiempo trasladándose a ellos, ya sea en automóvil o autobús, pero sea como sea sentados, si además durante el tiempo libre también se opta por actividades que no implican movimiento, la cosa se complica.

Por ello, los investigadores aconsejan que durante el tiempo de ocio se permanezca sentado la menor cantidad de tiempo posible e intentar moverse tanto como se pueda.

Estudio australiano realizado por el Laboratorio de Actividad Física del Instituto del Corazón y la Diabetes Baker IDI de Victoria

Un estudio realizado por un equipo de investigadores australianos del Laboratorio de Actividad Física del Instituto del Corazón y la Diabetes Baker IDI de Victoria, con David Dunstan a la cabeza, que apareció publicado en la edición online de la revista “Circulation”, señala que cada hora frente a la televisión incrementa el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular hasta en un 18%.

Este hallazgo es muy significativo tanto, ya que luego de dormir, ver la TV es la actividad en la que la mayoría de la gente pasa más tiempo.

Para la realización de esta investigación, Dunstan y su grupo recogió información sobre los estilos de vida de 8,800 personas (hombres y mujeres) de 25 años de edad en adelante. Los investigadores tomaron en cuenta el estilo de vida, los niveles de glucemia y de colesterol. Durante los seis años de seguimiento que se les hizo a los participantes, fallecieron 284 individuos, 125 de ellas a causa de cáncer y 87 de eventos cardiovasculares.

Para el estudio, se realizaron tres grupos conformados por: 1) Los que veían más de cuatro horas diarias de televisión; 2) Los que lo hacían por entre dos y cuatro horas; 3) Los que veían menos de dos horas al día.

Los resultados arrojaron que cada hora diaria frente al televisor incrementa el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares en un 18%; por enfermedades en general en un 11% y por cáncer en un 9%. Comparativamente con los que pasaban menos de dos horas frente a le TV, en los que lo hacían por más de cuatro horas el riesgo de morir por problemas cardiovasculares ascendió a un 80% y a un 46% el de morir por cualquier otra causa.

En esta investigación también se advierte, al igual que se señalara en la anterior, que los riesgos atribuidos al sedentarismo no se compensan con la actividad física.

Si bien este estudio fue efectuado en Australia, los resultados corren también para los Estados Unidos en donde el promedio de horas frente a la TV alcanza hasta las ocho horas diarias, esto unido a otros factores de riesgo como el sobrepeso y la obesidad.

Conclusión

Ambos estudios llegan a los mismos resultados demasiado tiempo sedentario, pasivo, inactivo, frente a la pantalla de la TV, o la computadora resta años de vida incluso a aquellos individuos que realizan actividad física de forma regular. Ya que según advierten éstos, la práctica de ejercicio no disminuye los daños producidos por largas horas de sedentarismo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)