trastornos-alimentarios
flickr.com

Aprende la relación entre ansiedad y trastornos alimentarios con lo cual podrás prevenir conductas no sanas. La salud mental está ligada a la salud física; su separación es sólo con fines teóricos. Teoría y práctica deberían ser partes indisociadas de la acción cotidiana, a fin de propender a una salud y calidad de vida mejor.
Las ingestas desmesuradas de comida son una advertencia de que algo no va bien en nuestro comportamiento. La compulsividad de esta conducta, es un toque de atención. Lo positivo es que el sentimiento de culpa puede ser el primer paso para solucionarlo, lo verdaderamente grave es que esa conducta persistiera y no tuviéramos conciencia de los atracones.
Tal vez sea consecuencia de un trastorno alimentario que opera de forma encubierta para calmar nuestra angustia o ansiedad latentes, que siempre están muy relacionadas entre sí. Los atracones son una forma muy inapropiada de resolver el problema, porque sus consecuencias pueden repercutir de forma muy seria sobre nuestra salud.
Si los atracones de comida son persistentes, lo más coherente es tomar medidas para resolver el problema de base:

  • Consultando con un profesional de la medicina o de la atención sanitaria, un psicólogo o un terapeuta, o, mejor, con un médico
  • Es importante no separase de los lazos familiares y de los amigos, no aislarse
  • Sal de esa situación, haz ejercicio, aborda una dieta para eliminar el sobrepeso

Se trata de estrategias que te ayudarán a eliminar el conflicto de culpabilidad tras una ingesta desmesurada de alimentos, que pasan por acabar con los mismos atracones.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votes)