Los histéricos

Cuando se habla de histeria en general se hace referencia a características femeninas, pero en la actualidad hay nuevas investigaciones que permiten hablar de personalidades histriónicas que se asocian tanto a hombres como a mujeres. Personas con determinados rasgos que dan muchas vueltas, que dicen una cosa y hacen otra, que se muestran de una manera pero en realidad son de otra. Si bien resultan francamente agotadoras, suelen ser muy seductoras y hay determinadas cosas propias de estas personalidades que son indicadores:

Un comentario típico de este tipo de personas puede ser: Estoy en un momento sentimentalmente complicado y no puedo empezar una nueva relación Poco tiempo después invita a esa misma persona a salir, para luego volver a marcar distancia.

Es frecuente que el histérico reclame a sus amigos, familiares, pareja que no se ven con frecuencia y acto seguido ponga un sin fin de excusas que le impiden el encuentro.

1

Quiero lo que no tengo y si lo tengo no lo quiero

Es una característica muy representativa de la personalidad histérica el desear lo que no tiene y destruirlo si lo consigue. Este tipo de personas están debatiéndose permanentemente en la indecisión: “Quiero y no puedo”, “Te tengo y no te quiero”. Un ejemplo de una situación vivida con una persona así puede ser: Estoy conociendo a alguien que me gusta y estamos bien Acto seguido pasa su número telefónico y dice: Llámame. O por ejemplo una persona desea separarse de su pareja pero es el otro quien deja. Entonces suplica hasta el cansancio para volver. Cuando lo logra es ella quien abandona.

2

Identificación histérica

Cuando siempre que una persona cuanta algo que le sucedió otra dice: a mi también, se le llama “identificación histérica”. El histérico produce un enlace con la vivencia del otro y no le deja contar su propia historia.

3

No tienen claros sus deseos

Las personas histéricas no tienen claros sus deseos y por ello nada les satisface. Es frecuente que pregunten: ¿Me ves algo diferente?. Pero es nada más y nada menos que una trampa retórica y ninguna posible respuesta será satisfactoria.

4

Inconformismo

Si se realiza el reparto de algo con una persona de estas características, aunque se le pida que escoja en primer lugar se negará a hacerlo aunque se le insista. Después, aunque se le pregunte varias veces si está de acuerdo en la forma en que se está repartiendo y afirme que sí; al terminar, deseará lo que le tocó a otro. Son inconformistas, nada les alcanza, siempre están desconformes pero no están dispuestos a hacer nada para cambiarlo.

5

Timbre de voz agudo

El timbre de voz agudo, en clave de fa, es característico de un histérico.

6

Seducción e imagen

La seducción y el atractivo físico es el arma de los histéricos.

7

Somatización

Es muy frecuente en esta personas el somatizar, enfermarse, cuando deben enfrentar situaciones complicadas. La gravedad de su malestar es, generalmente, directamente proporcional al de la dificultad a la que deben hacer frente.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.8 (4 votes)