Pólipos colorrectales

Se trata de una masa en el revestimiento del color o el recto. En general no son cancerosos y se tornan bastante frecuentes con la edad.

Los pólipos más frecuentes incluyen:

  • Pólipos adenomatosos: Con el tiempo pueden convertirse en cáncer de colon
  • Pólipos hiperplásicos: En general no se convierten en cáncer de colon

Los pólipos cuya dimensión supera el centímetro, presentan mayor riesgo de cáncer que los más pequeños. Los factores de riesgo abarcan:

  • Edad
  • Pólipo llamado adenoma velloso
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos

Los pólipos colorrectales pueden estar asociados también los siguientes trastornos hereditarios:

  • Síndrome de Gardner
  • Síndrome de Lynch
  • Poliposis adenomatosa familiar
  • Poliposis juvenil
  • Síndrome de Peutz-Jeghers

Síntomas

En general los pólipos colorrectales cursan sin síntomas pero cuando los hay pueden incluir:

  • Sangre en las heces
  • Fatiga como consecuencia de la pérdida prolongada en el tiempo de sangre
  • Diarrea (poco común)

Tratamiento

Como los pólipos colorrectales pueden convertirse en cáncer, deben ser extirpados. En general pueden extirparse durante la realización de una colonoscopia.

Las personas mayores de 50 años, deben evaluar la posibilidad de realizarse este examen o algún otro tipo de detección. La colonoscopia puede prevenir el cáncer de colon porque los pólipos pueden extirparse antes de volverse cancerosos.

En las personas con pólipos adenomatosos pueden volver a aparecer pólipos en el futuro. La colonoscopia de control suele recomendarse de 1 a 10 años más tarde dependiendo de los siguientes factores:

  • Edad y estado general de salud
  • Tamaño y características de los pólipos
  • Cantidad de pólipos

En los casos en que los pólipos tienen muchas posibilidades de tornarse cancerosos, el médico puede recomendar la colectomía (extirpación de una parte del colon), pero esto es poco frecuente.

Pronóstico

El pronóstico es muy favorable para las personas a las que se les extirpan. Los pólipos colorrectales que no se sacan y se descuidan, con el tiempo pueden terminar en cáncer.

Prevención

El riesgo de la formación de pólipos puede reducirse con las siguientes medidas preventivas:

  • Consumir una dieta rica en frutas y verduras, fibra y de bajo contenido en grasas
  • Mantener un peso corporal saludable
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol
  • Colonoscopia: Con la realización de este estudio se puede prevenir el cáncer de colon al extirpar los pólipos antes de que se conviertan en cáncer. Los mayores de 50 años, deberían realizarse una colonoscopia o algún otro examen de detección. Con ello, se reducen los riesgos de padecer cáncer de colon o se lo toma en una etapa temprana. Aquellos con antecedentes familiares de pólipos o cáncer de color pueden requerir exámenes a edades más tempranas
  • Tomar ácido acetilsalicílico puede disminuir el riesgo de pólipos nuevos. Pero el consumo prolongado de esta medicación puede traer efectos secundarios como ser: Sangrado del estómago, del colon o cardiopatía
Puntaje: 
Sin votos aún