Fibromialgia
Foto cortesía de mwilliamson

La Fibromialgia o Fibrositis, es una enfermedad crónica, un síndrome que se caracteriza por dolor en prolongado en las articulaciones, músculos, tendones y ligamentos de todo el cuerpo.

Especialmente puede resultar más fuerte en determinado puntos sensibles como ser: Los codos, las rodillas, alrededor del cuello, cervicales, espalda y en las articulaciones de la cadera. El dolor varía su intensidad de un día a otro y puede desplazarse, migrar a otras zonas del cuerpo, siendo más severo en las partes del cuerpo más exigidas como pies, cuello, hombros, cadera. Hay personas en las que la intensidad del dolor interfiere tremendamente con la vida cotidiana y con sus quehaceres diarios, mientras que en otras tan sólo produce un ligero malestar.

Este trastorno lo padece hasta un 5% de la población, incluidos los niños, puede ser de origen genético y es más frecuente en mujeres de entre 20 y 50 años.

Causas

No se sabe con exactitud cuáles son las causas de la Fibromialgia pero entre los factores que influyen se encuentran:

  • Reacción anormal al dolor. En las personas con este trastorno las áreas del cerebro responsables del dolor, pueden responder de forma diferente
  • Algún problema físico o emocional
  • Algún virus o microbio, pero se desconoce de cuál, no se ha podido identificar hasta ahora
  • Trastornos del sueño, muy frecuentes en personas que padecen Fibromialgia

Síntomas

  • El dolor se irradia desde determinados puntos que son más sensibles, los que se localizan en el tejido blando de la parte de atrás del cuello, la zona lumbar, los hombros, las rodillas, los codos y las caderas
  • El dolor es intenso, penetrante, abrasador, tortuoso y va de ligero a severo
  • Las articulaciones no se ven afectadas, pero el dolor puede sentirse como si fuera de éstas
  • El dolor se intensifica cuando hay humedad, hace frío, la persona está en actividad, ansiosa o estresada
  • Estas personas suelen despertarse doloridas y rígidas. Muchos mejoran durante el transcurso del día y se sienten nuevamente muy doloridos en la noche, mientras que en otros el dolor es insoportable todo el tiempo
  • Los trastornos del sueño y la fatiga están presentes en la mayoría de las personas que padecen. En muchos casos les es difícil conciliar el sueño y al despertar se encuentran cansados, con falta de energía
  • Problemas de memoria o de claridad mental
  • Acidez estomacal, sequedad en la boca, trastornos digestivos, síndrome del colón irritable, alternado con flatulencias, cólicos, diarrea y estreñimiento
  • Rigidez, hormigueo y adormecimiento de pies y manos
  • Palpitaciones, falta del aire, dolor en el pecho
  • Jaquecas o dolor en la mandíbula a causa de la tensión producida por el dolor
  • Poca tolerancia al ejercicio físico
  • Mareos, vértigo, hipersensibilidad a la luz o al ruido, problemas de equilibrio y para enfocar los objetos que se encuentran ceca
  • Tristeza, ansiedad, depresión. Estos trastornos pueden ocurrir como consecuencia de la manifestación permanente de dolor, cansancio, falta de energía o de los desequilibrios químicos del cerebro
  • Algunas personas manifiestan dolor al orinar, junto con sensación de orinar frecuentemente y en la zona del bajo vientre
  • Algunas mujeres manifiestan mayor dolor menstrual o durante el coito

Exámenes y diagnóstico

El diagnóstico se efectúa en base a un historial de al menos tres meses de dolor general y sensibilidad localizada en entre 11 y 18 puntos: Cuello, hombros, zona lumbar, tórax, codos, rodillas, muslos, nalgas, por medio del examen clínico del médico de estos síntomas.

No existe un análisis específico que permita confirmar el diagnóstico de Fibromialgia. Las radiografías, biopsias musculares y análisis clínicos son habituales, así como otras pruebas que permitan descartar otras afecciones que manifiestan síntomas semejantes (artritis, enfermedades reumáticas, osteoporosis) y que requieren otro tipo de tratamiento.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad pero sí medidas que contribuyen al alivio de los síntomas y a lograr una mejor calidad de vida para los pacientes que sufren Fibromialgia.

  • La aplicación de calor en las zonas afectadas es una buena medida para aliviar el dolor. Se aconsejan los baño de inmersión y las duchas de agua caliente, la colocación de calor local con compresas calientes, mantas eléctricas, lámparas de calor,los masajes suaves, etc
  • Tener buenos hábitos de sueño es muy importante. Mantener horarios fijos para acostarse, realizar ejercicio físico suave, caminatas, paseos a la tarde, beber infusiones calientes antes de ir a la cama, evitar las comidas pesadas y abundantes así como las bebidas excitantes (alcohol, café, algunas gaseosas cola) por la noche
  • Fisioterapia y ejercicios de relajación y respiración para evitar y controlar el estrés
  • Realizar actividad física que ayude a lograr una tonificación muscular, es de las medidas más aconsejables y efectivas a largo plazo en el tratamiento de la enfermedad. Se recomienda realizar ejercicio aeróbico suave como gimnasia acuática, natación, bicicleta fija. Puede ocurrir que al empezar a hacer ejercicio aparezca dolor muscular, pero paulatinamente se comenzarán a ver los beneficios, disminuirá el dolor y mejorará el estado general
  • Tratamiento psicológico (terapia cognitiva). Hay casos en los que esta ayuda profesional da muy buenos resultados y es muy beneficiosa, pero es importante que el psicólogo entienda de la enfermedad para poder ayudar al paciente, por ello lo más aconsejable es recurrir a asociaciones de enfermos de Fibromialgia que pueden orientar y brindar información al respecto
  • Tratamiento farmacológico. Se puede recurrir bajo indicación médica a algunos fármacos que ayuden a aliviar alguno de los síntomas a mediano plazo entre ellos: Relajantes musculares, analgésicos, ansiolíticos o antidepresivos, pregabalina (Lyrica), duloxetina (Cymbalta) y milnacipran (Savella) están específicamente indicados para la Fibromialgia
  • Evitar cargar peso en exceso y hacer demasiado esfuerzo físico. Mantener un peso adecuado y llevar una dieta sana y equilibrada, cenando ligeramente

Pronóstico

La Fibromialgia es una enfermedad crónica que en algunos casos suele mejorar sus síntomas, pero en otros agravarse y perdurar por mucho tiempo. Lo fundamental es un tratamiento multifacético, estrategias múltiples que ayuden a aliviar los síntomas y a mejorar la calidad de vida.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.2 (14 votes)