La isquemia de las arterias mesentéricas, ocurre cuando se produce un estrechamiento o bloqueo de una o más de las tres arterias mayores que suministran sangre al intestino grueso y al delgado. Las arterias que proveen la sangre a los intestinos vienen de la principal arteria que sale del corazón (la aorta).

Esta condición se ve con mayor frecuencia en personas que poseen endurecimiento en las arterias de otras partes del cuerpo. Es más frecuente en personas con colesterol elevado, hipertensión y en fumadores.

La isquemia mesentérica puede ser causada por un coágulo de sangre que de forma súbita bloquea una de las arterias mesentéricas. Dichos coágulos provienen, generalmente, del corazón o de la aorta y son más comunes en personas con arritmias o fibrilación auricular.

Síntomas

Los síntomas de la isquemia crónica de las arterias mesentéricas causados por ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias) incluyen:

  • Diarrea
  • Dolor abdominal tras las comidas

Los síntomas de la isquemia súbita de las arterias mesentéricas a causa de un coágulo de sangre incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal intenso y abrupto

Tratamiento

La isquemia de las arterias mesentéricas es una emergencia médica y el tratamiento puede incluir:

  • Cirugía: En el caso de la isquemia prolongada, la cirugía consiste en la eliminación de la obstrucción y la reconexión de las arterias de la aorta. Otro procedimiento radica en la creación de una derivación alrededor de la obstrucción y en general se realiza con un injerto de tubo plástico
  • Medicación: Cuando el problema es consecuencia de un coágulo sanguíneo, la medicación para disolver los coágulos y dilatar las arterias puede ser la opción
  • Colocación se stent: Puede usarse como una alternativa a la intervención quirúrgica de agrandamiento de la obstrucción de la arteria o para el suministro de medicación de forma directa al área afectada. El desenlace clínico suele ser más favorable que con cirugía

Pronóstico

El desenlace clínico para la isquemia mesentérica crónica es favorable tras la cirugía. Pero el realizar cambios en el estilo de vida (dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, mantener una dieta saludable) es fundamental para impedir que e endurecimiento arterial se agrave.

El pronóstico de la isquemia mesentérica aguda suele ser desalentador, dado que algunas porciones de intestino pueden morir antes de la cirugía. Pero con diagnóstico y tratamiento a tiempo, puede tratarse exitosamente.

Complicaciones

La complicación más grave es el infarto en los intestinos y puede ser necesaria la cirugía para extirpar la porción de tejido muerto.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (2 votes)