Estenosis raquídea

Se trata de un estrechamiento de la médula espinal o de las aberturas por donde salen los nervios raquídeos de la columna vertebral causada, generalmente, por el envejecimiento natural, lo que lleva a que los discos se tornen más resecos y comiencen a sobresalir. Por esta misma causa, los huesos y los ligamentos de la columna crecen o se engrosan como consecuencia de la artritis o inflamación crónica.

Otras causas pueden abarcar:

  • Enfermedades óseas como la acondroplasia o la enfermedad de Paget
  • Tumores en la columna
  • Anomalía o crecimiento congénito en la columna
  • Hernia de disco
  • Lesión causada por presión sobre las raíces nerviosas o la médula espinal

Síntomas

Generalmente los síntomas se agravan con el tiempo y con frecuencia estarán en uno u otro lado del cuerpo, pudiendo empeorar a ambos lados.

Los síntomas incluyen:

  • Debilidad en una parte de la pierna o el brazo
  • Entumecimiento, dolor en la espalda, glúteos, muslos o pantorrillas, calambres, dolor en cuello, brazos, hombros

Los síntomas suelen empeorar estando de pie o andando y con frecuencia disminuyen o desaparecen al sentarse o inclinarse para delante. En general, las personas con estenosis raquídea no pueden caminar por largos períodos.

Los síntomas más graves incluyen:

  • Problemas con el control de esfínteres
  • Dificultad o falta de equilibrio al caminar

Tratamiento

En los casos en que el dolor de espalda no desaparece completamente o hay más dolor en algunos momentos, aprender a cuidar la espalda en casa para prevenir episodios repetitivos de dolor puede ser de mucha ayuda para evitar la cirugía.

El médico puede ayudar al paciente a mantenerse en actividad y manejar el dolor con:

  • Indicación de fisioterapia, lo que ayudará a reducir el dolor con ejercicios de estiramientos y para fortalecer los músculos del cuello
  • Compresas frías y terapia de calor que pueden aliviar el dolor durante los períodos de reagudización
  • Masajes, acupuntura, etc., pueden ayudar en el alivio del dolor
  • Fármacos para el dolor crónico de espalda

Cuando el dolor no responde a los tratamientos mencionados o el paciente comienza a perder movilidad o sensibilidad, puede ser necesaria la intervención quirúrgica. El objetivo es aliviar la presión sobre los nervios o la médula.

Pronóstico

Muchos pacientes con estenosis raquídea pueden permanecer activos durante años, aunque posiblemente deban realizar algunos ajustes en su vida cotidiana o trabajo.

La cirugía de columna, frecuentemente ofrece alivio total o parcial de los síntomas. Pero aquellas personas que tenían dolor crónico de espalda previo a la cirugía, es probable que continúen con él luego de la misma.

Son posibles problemas de la columna vertebral después de la intervención. El área de la columna por arriba y debajo de una artrodesis vertebral, resultará más estresada cuando la columna se mueva.

Complicaciones

La falta de sensibilidad, puede volver al paciente con estenosis raquídea más vulnerable a las lesiones en piernas o pies. Las infecciones pueden agravarse como consecuencia de la ausencia de sensibilidad.

Los cambios provocados por la presión sobre los nervios puede ser definitiva.

Puntaje: 
Sin votos aún