Potomanía

También llamada polidipsia psicogénica, se trata de un trastorno psicológico no muy conocido, que se caracteriza por el deseo compulsivo de beber mucho líquido, generalmente agua, sin sed. Aún no está clasificada como trastorno psiquiátrico, pero podría ser incluido por sus características, dentro de los del control de los impulsos no clasificados.

La ingesta de abundante líquido produce en quien padece patomanía una sensación de placer, por lo que la persona puede llegar a beber hasta entre 8 y 15 litros de agua.

Si bien beber agua es necesario y bueno para la salud, el hacerlo en exceso puede llegar a ser nocivo, ya que puede alterar el funcionamiento de los riñones y la composición de la sangre, además de alterar el equilibrio de electrolitos y fluidos en el organismo.

Causas

El hipotálamo, es la región del cerebro encargada de que haya en el organismo la cantidad suficiente de agua y advertir cuando falta, emitiendo la señal de sed. Una alteración en el funcionamiento del mismo, puede causar episodios de potomanía (poco frecuente), por lo que los especialistas están de acuerdo en asociar este trastorno con un desequilibrio psiquiátrico.

Factores de riesgo

  • Enfermedad renal crónica
  • Anorexia nerviosa. En estos casos la ingesta exagerada de agua es con el fin de saciar el apetito para no comer
  • Alteraciones en el funcionamiento del hipotálamo
  • Enfermedades mentales como cuadros delirantes, trastornos de la personalidad, síntomas histéricos
  • Desórdenes orgánicos o problemas hormonales
  • Consumo de fármacos como diuréticos tiazídicos, antiinflamatorios no esteroideos, que interfieren con el funcionamiento de los riñones y medicamentos anticolinérgicos que causan sequedad en la boca
  • Deficiencia de diversidad de líquidos descompensantes

Síntomas

  • Náuseas
  • Parálisis
  • Insuficiencia cardíaca congestiva. La carencia de potasio puede cambiar el ritmo del músculo cardíaco
  • Letargo (somnolencia profunda y prolongada)
  • Coma y muerte
  • Calambres musculares y cansancio a causa de la dilución de sodio y potasio en la sangre
  • Dolor de cabeza
  • Hiponatremia (baja concentración de sodio en la sangre) que afecta el funcionamiento del cerebro
  • Pérdida de la agilidad mental
  • Convulsiones

Tratamiento

La administración de diuréticos ayuda a incrementar la excreción de líquido de los riñones, lo que ayuda a aumentar el nivel de sodio y a atenuar los síntomas.

Si la causa de la es algún medicamento, deberá evaluarse la posibilidad de remplazarlo por otro.

En caso de que la causa sea un trastorno psiquiátrico, será necesaria psicoterapia junto con medicación psicotrópica, la cual actúa sobre el sistema nervioso central.

Puntaje: 
Sin votos aún