Degeneración macular

¿Qué es la degeneración macular?

La degeneración macular es una enfermedad ocular que va dañando la mácula dificultando la visión y que si no es tratada puede terminar en ceguera. Es la principal causa de ceguera y pérdida de visión entre los norteamericanos.

Causas

La degeneración macular es causada por el deterioro de la zona de alrededor de los vasos sanguíneos que irrigan sangre a la mácula provocando daños en ella.

La principal causa de degeneración macular es la edad, el envejecimiento, pero hay algunos factores de riesgo como ser:

  • Tabaquismo
  • Elevado consumo de grasas en la dieta
  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Ser de raza blanca
  • Ser mujer
  • Factores hereditarios

Tipos de degeneración macular

  • Degeneración macular seca
  • Se da cuando los vasos sanguíneos debajo de la mácula se hacen más frágiles y finitos, formándose pequeños cúmulos amarillos denominados engrosamientos localizados debajo de la mácula. Cuando estos incrementan la cantidad y el tamaño producen una mancha borrosa en el centro de la visión del ojo. El 90% de los casos de degeneración macular corresponden a la degeneración macular seca.

  • Degeneración macular húmeda
  • Se presenta solamente en el 10% de los casos de pacientes con degeneración macular. Los vasos sanguíneos que reencuentran frágiles se rompen y en su lugar crecen nuevos vasos anómalos y demasiado frágiles bajo la mácula (neovascularization de la coroides). Estos nuevos vasos permiten que salga sangre y líquido, dañando de ese modo la mácula. Si bien esta forma de degeneración macular no es tan frecuente (representa tan sólo el 10% de los casos), es la mayor causa de pérdida de visión relacionada con la enfermedad.

    La degeneración macular seca y la húmeda tienen causas y síntomas muy similares. Pero el tratamiento se restringe a los pacientes con degeneración macular húmeda.

    Síntomas

    Los síntomas varían dependiendo de la gravedad de la enfermedad y de los aspectos personales. Se manifiestan paulatinamente y sin causar grandes molestias, pero pueden resultar fatales si no son controlados. Entre ellos:

    • Visión borrosa en el centro del campo de la visión
    • Los objetos aparecen deformados y opacos y los colores desvanecidos en la visión central
    • Dificultades para leer o para realizar actividades cotidianas
    • En tanto la enfermedad avanza la visión borrosa en el centro de la visión se hace progresivamente mayor. En algunas fases muy avanzadas de la enfermedad puede resultar difícil reconocer las caras de las personas a lo lejos
    • En la degeneración macular húmeda un síntoma temprano de la enfermedad es el deterioro de la visión que lleva a que las líneas rectas parezcan torcidas

    Diagnóstico

    La degeneración macular se diagnostica en sus primeras fases buscando cambios en los vasos sanguíneos y membrana que los circundan a través de un examen oftalmológico que puede mostrar engrosamientos y depósitos amarillos sobre la membrana. Cuando la enfermedad está más avanzada, el diagnóstico se realiza mediante una herramienta (cuadrícula Amsler) que posibilita al oftalmólogo evaluar el grado de precisión de la visión de una persona. Ante cualquier anomalía se solicita una angiografía fluoresceínica para inspeccionar los vasos sanguíneos oculares. Otro examen que suele solicitarse es una Tomografía de coherencia óptica.

    Tratamiento

    Por el momento no hay una cura para la degeneración macular, pero si se cuenta con diversos tratamientos cuyo objetivo principal retrasar el desarrollo y el progreso de la enfermedad.

    Tratamiento para la degeneración macular seca

    Una mixtura de antioxidantes, vitaminas y zinc puede retrasar el avance de la enfermedad.

    Tratamiento para la degeneración macular húmeda

    • Fotocoagulación con láser
    • Fármacos que retrasan la formación de nuevos vasos sanguíneos
    • Terapia fotodinámica
    • Terapia para la visión baja y anteojos especiales pueden contribuir a maximizar la visión mejorando así la calidad de vida del paciente

    Pronóstico

    En la mayoría de los casos de degeneración macular seca no se produce una pérdida de la visión central que implique una discapacidad para el paciente. Pero es impredecible cómo avanzará la enfermedad hacia un estado más severo.

    El tipo de degeneración macular húmedo generalmente produce una pérdida considerable de la visión.

    Si bien la degeneración macular puede llevar a que las personas que la padecen vean dificultadas actividades cotidianas como conducir, leer, jamás causa ceguera total. Solamente causa pérdida de la visión central y nunca de la visión periférica.

    Prevención

    Si bien la degeneración macular no puede prevenirse, hay algunos hábitos cotidianos que pueden disminuir los factores de riesgo, entre ellos:

    • No fumar
    • Realizar actividad física regularmente
    • Mantener un peso saludable
    • Tener una alimentación rica en frutas, verdura, y baja en grasas
    • Acudir regularmente al oftalmólogo por controles de rutina
    Puntaje: 
    Sin votos aún