Bronquiectasia

Se trata de la dilatación y ensanchamiento anormal e irreversible de las vías respiratorias mayores, encargadas de transportar el aire desde la tráquea hasta el alvéolo pulmonar. Puede ser localizada o generalizada; congénita, si está desde el nacimiento o adquirida, si se desarrolla posteriormente.

Causas

En general la causa es la inflamación recurrente o infección de las vías respiratorias. En algunos casos comienza en la niñez tras una grave infección pulmonar o la inhalación de algún cuerpo extraño.

Si bien puede ser congénita, la mayoría de los casos son adquiridos a lo largo de la vida por causas que incluyen la tuberculosis, asma, EPOC, inmunodeficiencias, entre otras.

Un tercio de los casos de bronquiectasias en los Estados Unidos, es causada por la fibrosis quística. Otras afecciones genéticas también pueden ser la causa: Síndromes de inmunodeficiencia y discinesia ciliar primaria.

La inhalación permanente de partículas de alimentos al comer, puede ser también la causa de la bronquiectasia.

Factores de riesgo

  • Sinusitis
  • Infecciones de la boca o por el hongo Aspergillus

Síntomas

Los síntomas suelen desarrollarse de forma gradual y pueden presentarse meses o años más tarde de la ocurrencia del hecho que causó la bronquiectasia.

Los síntomas pueden incluir:

  • Mal aliento
  • Dedos de las manos en forma de palillo de tambor
  • Tos que se intensifica al acostarse de lado
  • Palidez
  • Pérdida de peso
  • Coloración azulada de la piel
  • Tos crónica con producción de cantidad de flema con mal olor
  • Expectoraciones con sangre
  • Fatiga
  • Dificultad respiratoria que se agrava con el ejercicio
  • Silbancias

Tratamiento

El tratamiento tiene como objetivo controlar las infecciones, las secreciones bronquiales y mejorar la obstrucción de las vías respiratorias, previniendo complicaciones.

Una parte del mismo consiste en el drenaje diario y regular para eliminar las secreciones bronquiales. Pueden indicarse ejercicios para expectorar que ayuden al paciente.

Generalmente se indican broncodilatadores, antibióticos y expectorantes para las infecciones.

Puede ser necesaria la intervención quirúrgica para extirpar el pulmón si no funciona la medicación o el paciente presenta sangrado copioso.

Pronóstico y complicaciones

El pronóstico depende en gran medida de la causa de la enfermedad. En general con tratamiento oportuno, la mayoría de los pacientes mejoran y llevan vidas normales sin mayores complicaciones.

En los casos que aparecen complicaciones, estas pueden incluir:

Puntaje: 
Sin votos aún