Medicina ortomolecular

El bioquímico estadounidense Linus Pauling, dedicado a describir el origen molecular y atómico de las enfermedades, fue quien propuso este término en la revista Science en 1968. Con él intentaba definir una terapia basada en oligoelementos, vitaminas, enzimas, aminoácidos, antioxidantes, fibra dietética, ácidos grasos esenciales y ácidos grasos intestinales para prevenir y tratar enfermedades.

Las base de la medicina ortomolecular consta del control en la concentración de sustancias naturales en el organismo, en busca de un equilibrio que funcione como preventivo de las enfermedades.

Esta terapia alternativa, administra la cantidad exacta de sustancia a cada célula para que el organismo mantenga o recupere su bienestar. Para ella es fundamental la nutrición, los micronutrientes y macronutrientes, para rehabilitar las células a través de su restablecimiento químico interno.

Según explica en un artículo sobre Medicina Orthomolecular y obesidad la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica argentina especializada en la aplicación de la terapia orthomolecular:

…es medicina preventiva para el futuro, una forma diferente de concebir la medicina, restableciendo el equilibrio químico del organismo, dando la molécula justa en el momento justo

La medicina ortomolecular, es considerada como una pseudociencia por la comunidad científica, utiliza cantidades de importantes de biomoléculas, más de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Drogas y Alimentos, lo cual puede causar hipervitaminosis y enfermedades de diversos tipos, si las dosis son demasiado elevadas.

Cómo se aplica la Medicina Orthomolecular

La aplicación de la medicina ortomolecular es de acuerdo a la bioquímica de cada individuo, teniendo en consideración los elementos que lo intoxican por las radiaciones, la contaminación del agua, del suelo y del ambiente, el estrés y las carencias nutricionales.

Críticas

La comunidad científica considera la medicina ortomolecular como peligrosa, dada la gran cantidad de vitaminas, minerales y otras sustancias alimenticias que utiliza en el tratamiento de sus pacientes.

Los investigadores ortomoleculares por su parte argumentan que en 10 años sólo se dieron 27 casos probados de muerte como consecuencia del exceso de vitaminas y ello no implica, necesariamente, que ese exceso sea malo para la salud.

Puntaje: 
Sin votos aún