El cerebro gordo

Según el medico investigador en endocrinología Salomon Jakubowicz, autor del libro Ni una dieta más; los pacientes con sobrepeso no engorran porque coman más que los demás, sino porque tienen malos hábitos alimenticios, porque tienen los que se denomina cerebro gorgo.

La mayoría de personas con sobrepeso no engordan por comer más. Muchos despiertan sin apetito y no les provoca desayunar, llegan al almuerzo todavía sin hambre, pero en la tarde la ansiedad por comer carbohidratos o dulces es incontrolable.

Este doctor sostiene que a lo que la mayoría de las personas que sufren problemas con su peso no desayunan a la mañana porque no sienten hambre, a la tarde les entra una ansiedad incontrolable que sacian con hidratos de carbono que es lo que suele pedir el organismo y lo único que produce felicidad. Pero por la tarde – noche, el organismo no gasta el azúcar ingerida y la transforma en energía y por lo tanto se acumula como grasa. Además esta situación se transforma en un círculo vicioso de: Tristeza – ansiedad –hidratos de carbono – felicidad –tristeza, etc. Es decir el no desayunar produce una gran ansiedad por la tarde que se satisface consumiendo carbohidratos que producen momentáneamente satisfacción y felicidad, pero al rato una gran tristeza y culpa por el atracón. Porque este tipo de situaciones de gran hambre y ansiedad, llevan por lo general a comer en exceso, compulsivamente. Se empieza con un bocado, pero se termina por arrasar con todo.

Cómo evitar el cerebro gordo

La manera de evitar esto, es ingerir en el desayuno y el almuerzo, suficiente cantidad de proteínas.

Es importante desayunar siempre, ya se ha mencionado en más de una oportunidad, que el desayuno es la comida más importante del día; cabe recordar el dicho: “Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo”.

Para cambiar los hábitos alimenticios y el metabolismo y combatir le cerebro gordo, aunque no se desee se debe desayunar a diario. De este modo se previenen los ataques de ansiedad característicos de la tarde.

Consejos para el desayuno

  • El desayuno debe incluir suficiente cantidad de proteínas (queso, atún, lácteos, etc.), un carbohidrato luego de las mismas
  • Desayunar enseguida de levantarse o dentro de la primera hora
  • Desayuna aún cuando no se tenga apetito
  • Nunca se debe realizar actividad física son haber desayunado
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)