Errores más comunes de las dietas y cómo evitarlos

Suele haber errores simples que se cometen y terminar por perjudicar nuestro peso. Si nota que se está cuidado y no hay cambios favorables aparentes por el momento, preste atención a los siguientes errores más comunes y aprenda a evitarlos.

Comenzar dietas extremas

Hay muchas personas que, desesperadas por bajar de peso, dejan de comer comidas nutritivas y las reemplazan por una planta de lechuga y un pomelo al día. Claro que van a bajar de peso, sin embargo, van a comenzar a tener hambre y van a terminar por comerse todo lo que no deben. Lo mejor es comenzar una dieta equilibrada que cumpla con los requisitos básicos de la alimentación sana.

Evitar el desayuno

Saltarse el desayuno parece una forma sencilla de reducir las calorías, sin embargo, se va a tener hambre el resto del día. Diversos estudios demuestran que las personas que desayunan todas las mañanas son más propensas a mantener un peso saludable.

No tener en cuenta las calorías de los snacks

Hay personas que tienen en cuenta las calorías de cada comida, sin embargo, se olvidan de contar las de los snacks que comen en el día. Pequeñas cosas que se comen a lo largo del día tales como un helado o una porción de pastel, pueden arruinar la dieta.

No comer snacks en el día

Los bocadillos sanos y nutritivos ayudan a mantener el metabolismo en marcha. Los frutos secos son una buena opción, dado que contienen alto valor proteico.

Beber muchas calorías

También hay que tener en cuenta las calorías de las bebidas dado que algunos cafés y bebidas alcohólicas tienen más de 500 calorías.

Beber poca agua

El agua es esencial para quemar calorías. La investigación sugiere que los adultos que beben ocho o más vasos de agua al día queman más calorías que los que beben menos.

Consumir comidas rápidas

De acuerdo con un estudio realizado a largo plazo, las personas que comieron comida rápida más de dos veces por semana ganaron 10 libras más que los que la consumieron menos de una vez a la semana.

Pesarse todos los días

Pesarse todos los días es frustrante, dado que no se verán grandes cambios. Se recomienda hacerlo semanalmente para observar los cambios.

Evitar el ejercicio

Cuando una persona se vuelve más activa, puede darse el lujo de comer un poco más y aun así bajar de peso. Se recomienda buscar hasta encontrar un ejercicio que resulte de agrado, así se puede practicar al menos tres veces en semana.

Fuente: Web MD

Puntaje: 
Sin votos aún