frutas,vegetales,cereales, frutos secos

Ahora no sólo se habla de teléfonos inteligentes “smatphone” sino que este vocabulario se aplica también a la alimentación para hacer referencia a unos alimentos inteligentes que permiten llevar una vida más sana, prevenir enfermedades y bajar de peso. Es así que aparece la “dieta Smart Food”, creada por investigadores del Instituto Europeo de Oncología, la cual propone un cambio de hábitos alimenticios, que no está basado en las porciones o los gramos, sino en cinco pilares que orientan sobre qué tipos de alimentos comer, adaptados a los gustos y costumbres de cada individuo.

Alimentos que contienen unas sustancias determinadas que al entrar en contacto con el ADN tienen la capacidad de actuar sobre los genes y modificarlos beneficiosamente. Favoreciendo así la longevidad y protegiendo al organismo contra ciertas enfermedades propias del envejecimiento.

Según la periodista italiana Eliana Liotta, autora del libro “La revolución smartfood” en colaboración con los doctores Pier Giuseppe Pelicci y Lucilla Titta del Instituto Europeo de Oncología (IEO):

nadie se muere por comerse de vez en cuando una porción de tarta, pero atiborrarse de pastelitos, papas fritas o embutidos tiene efectos en el corazón, las arterias, el cerebro e incluso el ADN y, por tanto, en nuestra manera de estar en el mundo.

La relación entre la alimentación y el ADN es de doble vía: por un lado, los genes afectan la forma en que el cuerpo absorbe los nutrientes; y por el otro, algunas otras sustancias pueden afectar la expresión de nuestros genes, para modificar el manual de instrucciones del cuerpo.

La dieta Smartfood entra en el campo de la nutrigenómica, que estudia la influencia de lo que comemos sobre nuestro ADN. Parece de ciencia ficción pero no lo es: algunas moléculas contenidas en los alimentos pueden llegar al corazón de las células y cambiar el funcionamiento de los rasgos genéticos.

No es que las siete moléculas inteligentes identificadas en alimentos y bebidas comunes hagan que absorbamos menos calorías. Lo que hacen es activar los mismos caminos metabólicos que pone en marcha la carencia de comida. Por eso se dice que imitan el ayuno. Inhiben los gerontogenes y estimulan a sus parientes buenos, los genes que alargan la vida.

Cuáles son los alimentos Smart Food

Algunos de los alimentos considerados inteligentes son:

  • Bayas de Goji: aportan fotonutrientes y antioxidantes, muy importantes para prevenir enfermedades.
  • Semillas de chía: protegen de los efectos dañinos del medio ambiente, aportan fibra y antioxidantes.
  • Espárragos: tienen propiedades antinflamatorias, diuréticas, contienen fibra ácido fólico y hierro.
  • Cebolla: tiene propiedades antioxidantes, ayuda a mantener controlados los niveles de glucosa en la sangre.
  • Berenjena: tiene propiedades antioxidantes, alto contenido de agua, mejora la circulación de la sangre y contiene muy pocas calorías.
  • Manzana: contiene muy pocas calorías y pectina, una fibra que ayuda en la prevención de la hipertensión, el colesterol, el cáncer de colon y las enfermedades cardiovasculares.
  • Uvas: las uvas son frutas aliadas contra la hipertensión, poseen flavonoides, unos antioxidantes que tienen un efecto cardiaco protector, reducen el riesgo de coagulación de la sangre y ayudan a prevenir el colesterol.
  • Lechuga: tiene un efecto saciante, muy pocas calorías y flavonoides que protegen el corazón y previenen las enfermedades degenerativas.
  • Té verde: tiene propiedades antioxidantes, protege contra algunos tipos de cáncer, reduce los niveles de colesterol, triglicéridos, disminuye el riesgo de Alzheimer.
  • Chocolate negro: contiene quercitina, tiene propiedades antioxidantes, ayuda a disminuir la hipertensión arterial mejora el fluir de la sangre, vuelve los vasos sanguíneos más elásticos y regula los niveles de colesterol. Además ayuda a mejorar la concentración y reduce la fatiga.

Combinación de alimentos inteligentes con alimentos protectores

La dieta Smart food combina los alimentos inteligentes con alimentos que resultan protectores como las verduras, legumbres, frutas, cereales integrales, semillas que aportan fibras, proteína, hidratos de carbono, grasas buenas y sales minerales.

Base de la dieta Smart food

  • La mitad de la alimentación debe estar basada en la ingesta de verduras y frutas: mayoritariamente verduras ricas en fibra y agua que aportan pocas calorías, producen saciedad y reducen la absorción de grasas y azúcares.
  • Cuarta parte de la alimentación debe corresponder a la ingesta de cereales integrales.
  • Cuarta parte de proteínas provenientes principalmente de las legumbres, semillas y frutos secos.
  • Aderezos: aceite de oliva y hierbas frescas para condimentar y reducir el uso de sal.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (1 vote)