salmon, aguacate,brocoli, col

Las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, constituyen una importante causa de muerte en el mundo entero (matan a 41 millones de personas anualmente). Es sabido que la alimentación juega un rol fundamental en la prevención y control de las mismas. La dieta mediterránea, ha sido desde hace algunos años la vedette cuando de cuidar la salud se trata. Pero según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud, existe otra dieta que podría ser considerada tan efectiva como ella: la dieta nórdica.

Roberto Flore, jefe de cocina del laboratorio nórdico de alimentos de la Universidad de Copenhague, dice sobre esta dieta:

La nueva dieta nórdica se basa en ingredientes de temporada, y tiene como objetivo elevar los productos disponibles en la región nórdica.

La dieta nórdica originaria de los países de esa zona (Islandia, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia), se basa fundamentalmente en la ingesta de productos locales, frescos y silvestres. Granos enteros, frutos rojos, legumbres, pescados grasos y aceite de canola fuente de omega 3 (principal diferencia con la dieta mediterránea que usa aceite de oliva), excluyendo las grasas saturadas.

La nutricionista chilena Rinat Ratner señala sobre el aceite de canola:

Es una buena opción. A diferencia del de oliva, este tiene buena cantidad de Omega 3, que es un factor de protección cardiovascular.

Por su parte la nutricionista chilena Eliana Reyes, no concuerda con el uso del aceite de canola y afirma:

Es un poliinsaturado que también tiene Omega 6 y que, al consumirlo prolongadamente, se asocia a inflamación a nivel celular y a enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes básicos de la dieta nórdica

  • Vegetales de raíz: zanahorias, remolachas, patatas.
  • Vegetales de hoja verde: espinacas, lechuga.
  • Frutas de temporada: manzanas, peras.
  • Legumbres: alubias, lentejas.
  • Cereales integrales: cebada, centeno y avena.
  • Setas.
  • Lácteos orgánicos y descremados.
  • Coles: col blanca, coliflor.
  • Bayas: arándanos, fresas.
  • Hierbas frescas: hinojo, eneldo.
  • Pescados grasos de aguas frías: salmón, caballa, arenque.
  • Animales de caza: reno, venado.

Ratner explica sobre los alimentos de mar:

Los alimentos del mar tienen grasa de tipo Omega 3, en cambio las carnes rojas tienen grasas saturadas que son básicamente colesterol.

La doctora Reyes señala sobre las bayas:

Los berries tienen gran cantidad de vitamina C, lo que fortalece el sistema inmunitario. Además contienen antioxidantes que reducen el riesgo de enfermedades neurodegenerativas porque neutralizan los radicales libres que envejecen las células.

Según la OMS:

La cultura gastronómica está basada en la tradición pero está también abierta al cambio y a la adopción de nuevas ideas, como evidencia el auge de la dieta nórdica y de las múltiples variantes de la dieta mediterránea, que son a la vez nuevas y culturalmente auténticas.

Puntaje: 
Sin votos aún