hombre apretando su pecho

La cardiopatía isquémica es el tipo más frecuente de enfermedad cardiaca. Imposibilita que llegue la sangre al corazón y puede producir arritmias o llevar al infarto. Es causada por la arteriosclerosis.

En los países con alto nivel de desarrollo económico las enfermedades crónicas no transmisibles constituyen las principales causas de mortalidad, y dentro de estas, la cardiopatía isquémica ocupa el primer lugar, siendo denominada por algunos autores la epidemia del siglo.

(1)

Factores de riesgo

La cardiopatía isquémica puede prevenirse si son controlados los factores de riesgo cardiovasculares que incluyen:

  • Edad: a más avanzada edad mayor riesgo.
  • Sexo: es más frecuente en hombres, pero esta situación se empareja con la llegada de la mujer al período menopaúsico.
  • Tabaco.
  • Obesidad.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Niveles de colesterol LDL elevados y HDL descendidos.
  • Antecedentes familiares de cardiopatía isquémica.
  • Antecedentes personales de la enfermedad (angina o infarto).
  • Sedentarismo.

Síntomas

La cardiopatía isquémica suele cursar asintomática durante muchos años y los síntomas aparecen en estados ya avanzados de la enfermedad. Los mismos pueden incluir:

  • Angina de pecho.
  • Dificultades para respirar.
  • Palpitaciones.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Mareos, debilidad.
  • Náuseas.
  • Dolor en el hombro o brazo.
  • Baja tolerancia al ejercicio.
  • Sudoraciones.

Tipos de cardiopatía isquémica

Tratamiento

El tratamiento de la cardiopatía isquémica implica necesariamente realizar modificaciones en el estilo de vida. Los fármacos y los procedimientos quirúrgicos pueden ser necesarios dependiendo del caso.

Modificaciones en el estilo de vida:

  • Abandonar el hábito del tabaquismo.
  • Practicar ejercicio físico.
  • Mantener una alimentación saludable.
  • Reducir el estrés.
  • Mantener un peso saludable.

Fármacos

  • Aspirina: el ácido acetilsalicílico (aspirina), reduce el riesgo de infarto de miocardio en aquellas personas con problemas cardiacos.
  • Medicamentos para el colesterol: este tipo de fármacos impiden que se forme colesterol que se deposita en las arterias coronarias.
  • Bloqueadores beta: esta medicación bloquea el efecto de una hormona, enlenteciendo el ritmo cardiaco y mejorando el flujo de la sangre.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina: se utilizan para tratar la hipertensión, reduciendo el riesgo de infarto.
  • Bloqueadores de canales de calcio: Estos medicamentos reducen la presión arterial.

Procedimientos quirúrgicos:

  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria: son injertadas arterias o venas de otras partes del cuerpo en las arterias coronarias para permitir que la sangre fluya alrededor de la arteria obstruida.
  • Angioplastia con balón y colocación de stent: se abre la arteria con el balón para permitir que la sangre fluya y posteriormente se coloca un stent en donde ocurrió el bloqueo para que la arteria quede abierta de forma permanente.

Compilación

El ataque cardíaco es la complicación más grave de la cardiopatía isquémica. Ocurre cuando la arteria es bloqueada por completo, la sangre y el oxígeno no pueden llegar al corazón y se daña una parte del miocardio. Esto puede reducir la capacidad de bombear sangre al resto del organismo y causar la insuficiencia cardiaca.


(1)Rev Cubana Med Gen Integr v.20 n.3 Ciudad de La Habana Mayo-un. 2004.
Puntaje: 
Sin votos aún