Linfoma no Hodgkin

Existen dos tipos de linfoma:

  1. Linfoma de Hodgkin.
  2. Linfoma no Hodgkin.

En esta oportunidad hablaremos del linfoma no Hodking, un tipo de cáncer del tejido linfático que puede ser de lento o rápido crecimiento, es más frecuente en adultos, aunque también puede ocurrir en niños.

Factores de riesgo

  • Ser de avanzada edad.
  • Ser de raza blanca.
  • Ser hombre.
  • Padecer alguna de las siguientes afecciones:
    • Una enfermedad autoimunitaria.
    • Un trastorno inmunitario heredado.
    • Virus linfotrópico T humano tipo I o virus de Epstein-Barr.
    • VIH / Sida.
    • Infección por Helicobacter pylori.
  • Tomar inmunodepresores tras un trasplante de órganos.

Síntomas

  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, axilas o ingle sin presencia de dolor, que no cede pasado el tiempo.
  • Fiebre que no cesa y no tiene una causa aparente.
  • Sudoraciones nocturnas.
  • Fatiga.
  • Pérdida inexplicable de peso.
  • Picazón en todo el cuerpo.
  • En caso que exista afectación de los ganglios linfáticos del tórax que pueden causar problemas para respirar, molestias torácicas o tos.
  • Dolor en los ganglios linfáticos que se produce luego del consumo de alcohol.

Tipos de linfomas no Hodgkin

  • Linfomas agresivos
    Linfomas que tienen la tendencia a crecer y propagarse con rapidez y tiene síntomas severos. Uno de los más comunes es el linfoma difuso de células grandes.
  • Linfomas indolentes
    Son linfomas menos agresivos y uno de los más comunes es el linfoma folicular.

Estadios del Linfoma de no Hodgkin

  • Estadio I.
  • Estadio II.
  • Estadio III.
  • Estadio IV.

Tratamiento

El tratamiento del linfoma no Hodgkin va a depender de varios factores entre los que se incluyen el lugar de localización del cáncer, si se han administrado tratamientos previos y de qué tipo, así como la salud general del paciente.

Las opciones de tratamiento son principalmente las siguientes:

  • Quimioterapia.
  • Radioterapia.
  • Inmunoterapia.
  • Terapia dirigida con medicación nueva que bloquea determinadas funciones de la célula del linfoma.

Pronóstico

El pronóstico va a depender de cuál sea el subtipo de linfoma. Los linfomas foliculares tienen poca probabilidad de curación, sin embargo, las posibilidades de que la supervivencia sea prolongada son altas, aproximadamente unos 13 años. Los linfomas agresivos, en general, responden al tratamiento. Las posibilidades de cura de un linfoma difuso de células grandes en una persona joven, rondan el 60 u 80%.

Puntaje: 
Sin votos aún