Linfoma de Hodgkin
Ganglios linfáticos

Es un cáncer del tejido linfático que se desarrolla en los ganglios linfáticos como el hígado, el bazo, la médula ósea, etc. Es más frecuente en las personas de entre 15 y 35 años y entre los 50 y los 70.

Causas

La causa exacta de la enfermedad se desconoce, pero se cree que el virus de Epstein-Barr puede contribuir en ciertos casos. Los pacientes con HIV tienen mayor riesgo.

Síntomas

  • Fiebre y escalofríos
  • Inapetencia
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, la ingle y las axilas
  • Fatiga
  • Prurito sin explicación en todo el cuerpo
  • Sudores fríos
  • Pérdida de peso sin explicación
  • Sensación de llenura o dolor debajo de la zona de las costillas como consecuencia de la inflamación del bazo o el hígado
  • Tos, dolor en el pecho o problemas respiratorios si los ganglios linfáticos del tórax están inflamados
  • Piel enrojecida y caliente
  • Dolor en los ganglios linfáticos luego de beber alcohol

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • El tipo de linfoma (la mayoría tiene el clásico)
  • El estadio de la enfermedad
  • Si el tumor tiene más de 10 cm de ancho
  • La edad e historia clínica del paciente
  • Otros factores como el descenso de peso, la fiebre, etc

En primer lugar antes de inciciar cualquier tratamiento lo que se hace son exámenes para ver la diseminación del cáncer y el estadio de la enfermedad. Los estadios van del I al IV.

El tratamiento según la edad y el estadio:

  • Los estadios I y II pueden tratarse con radioterapia, quimioterapia o con las dos
  • El estadio III se trata con quimioterapia o con una combinación de radioterapia y quimioterapia
  • El estadio IV sólo se trata, generalmente, con quimioterapia

Las personas con linfoma de Hodgkin que reaparece luego del tratamiento o no responde al mismo, puede ser tratada con altas dosis de quimioterapia seguida de un autotransplante de médula ósea.

Los tratamientos adicionales dependen de otros factores y pueden incluir:

  • Antibióticos para eliminar la infección, especialmente cuando hay fiebre
  • Transfusión de hemoderivados como glóbulos rojos o plaquetas para combatir la anemia y los conteos plaquetarios bajos

Pronóstico

Es uno de los tipos más curables de cáncer, siempre y cuando se diagnostique y trate a tiempo. Pero incluso en estadios tardíos, las posibilidades de cura son mucho más que en otros tipos de cáncer.

Con el tratamiento adecuado, más del 90% de los pacientes en estadios I o II sobrevive por lo menos durante 10 años. Si la enfermedad avanzó y se diseminó, el tratamiento será más intenso y la posibilidad de sobrevida en el 90% de los casos desciende a 5 años.

Los pacientes en los que la enfermedad reaparece luego de 1 año del tratamiento o no responden al mismo, tienen un pronóstico menos favorable.

Es necesaria la realización periódica de exámenes durante los años siguientes al tratamiento, para buscar signos de reaparición del cáncer y constatar efectos del tratamiento a largo plazo.

Complicaciones

Las complicaciones de la radioterapia o la quimioterapia pueden ser:

  • Cardiopatía
  • Problemas pulmonares
  • Problemas de tiroides
  • Enfermedad de la médula ósea (leucemia)
  • Esterilidad
  • Otros tipos de cáncer

La quimioterapia puede causar bajos hemogramas lo que puede tener como consecuencia riego de sangrado, anemia e infección.

Durante el tratamiento de cáncer, deben tenerse muy en cuenta las infecciones y consultar al médico cuando hay fiebre u otros signos de infección.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)