Cancer de tiroides
Cáncer de tiroides

Este tipo de cáncer afecta la glándula tiroides, ubicada en la parte baja y frontal del cuello, arriba de la tráquea.

Tipos de cáncer de tiroides

  • Carcinoma anaplásico: Es poco común, pero es la forma más peligrosa de cáncer de tiroides, ya que se propaga con mucha rapidez
  • El carcinoma medular: Es un tipo de cáncer, generalmente hereditario, de células que no son tiroideas pero están en ella
  • El carcinoma folicular: Este tipo de cáncer tiende a reaparecer y es de rápida propagación
  • El carcinoma papilar: Es el tipo más frecuente de cáncer de tiroides y afecta con mayor frecuencia a las mujeres en edad de reproducir. Se propaga lentamente y es el tipo menos riesgoso de cáncer tiroideo

Factores de riesgo

  • Radioterapia en el cuello
  • Exposición a radiaciones por desastres nucleares
  • Antecedentes familiares de bocio crónico o cáncer de tiroides
  • Tener entre 25 y 65 años
  • Ser mujer
  • Ser de origen asiático

Síntomas

  • Dificultades de deglución
  • Ronquera o cambios en la voz
  • Nódulo tiroideo
  • Tos
  • Agrandamiento de la glándula tiroides
  • Hinchazón en el cuello

Exámenes de diagnóstico

  • Laringoscopia
  • Gammagrafía de tiroides
  • Ecografía de la tiroides
  • Examen de sangre para calcitonina en busca de cáncer medular
  • Biopsia de tiroides
  • T4 libre, TSH

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de cáncer de tiroides.

En general se realiza una intervención quirúrgica en la cual se extrae la glándula tiroides. En caso de que exista la sospecha de que el cáncer se diseminó a los ganglios linfáticos del cuello, también serán extirpados.

La radioterapia puede realizarse con o sin cirugía.

Los pacientes que reciben tratamiento para el cáncer de tiroides deben tomar pastillas de hormona tiroidea de por vida.

Cuando el cáncer no responde ni a radioterapia ni a cirugía y se propaga a otras partes del cuero, se puede recurrir a quimioterapia y es eficaz sólo en algunos pocos casos.

Complicaciones

  • Bajos niveles de calcio por la extirpación accidental de las glándulas paratiroides durante la intervención quirúrgica
  • Lesión a la laringe y ronquera posterior a la intervención quirúrgica
  • Propagación del cáncer al pulmón, los huesos o otras partes del cuerpo
Puntaje: 
Sin votos aún