La l-carnitina
flickr.com

La carnitina es una molécula natural de amplia utilización en los tratamientos para bajar de peso con el objetivo de reducir la masa de grasa del organismo. Si bien se destacan sus efectos beneficiosos, es prudente recordar tanto sus efectos adversos como las contraindicaciones para su administración.

La carnitina (levoisómero de la carnitina) puede encontrarse en alimentos tanto de origen vegetal como animal. La biosíntesis de carnitina requiere diferentes cofactores, como el ácido ascórbico (vitamina C), elementos del complejo vitamínico B (como la niacina o vitamina B3), la presencia de hierro y la actividad de ciertas enzimas, como las peroxidasas.

La deficiencia de carnitina se vincula con distintas alteraciones de los lípidos plasmáticos, como el incremento de los niveles de colesterol y triglicéridos. Y con otras complicaciones metabólicas como la obesidad, la acidificación excesiva de la orina y la disfunción hepática.

Esto se debe a que la carnitina interviene en diferentes procesos esenciales, como la oxidación de los ácidos grasos, con incremento de la lipólisis, esto es, del consumo y eliminación del tejido graso. Asimismo, se relaciona con el metabolismo aeróbico de los hidratos de carbono y se ha postulado que incrementa la tasa metabólica cuando se la administra como suplemento nutricional por vía oral.

Sin embargo, tanto la carnitina como sus excipientes de las presentaciones comerciales, se vinculan con síntomas neurovegetativos, como las náuseas, los vómitos y la hiperhidrosis. Si bien estas manifestaciones pueden atenuarse cuando se ingiere con los alimentos, debe remarcarse que la carnitina está contraindicada en sujetos con insuficiencia renal, en especial en aquellos casos que requieren diálisis peritoneal o hemodiálisis.

De hecho, la demanda biológica de esta molécula se incrementa durante esas etapas de la vida de la mujer. Asimismo, el uso de dosis incluso excesivas de hasta 15 g diarios, no se ha relacionado con carcinogénesis o efectos teratógenos. En este contexto, resulta apropiado recordar que la dosis oral, intramuscular o intravenosa de carnitina es de hasta 100 mg/kg de peso al día, en 2 ó 3 dosis diaria.

Como con todas las prescripciones de salud, resulta importante la consulta profesional antes del inicio del suplemento con este u otros productos nutricionales.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (7 votes)