Bufet

Los bufet se caracterizan por ofrecer una gran cantidad de comida libre y los comensales se desesperan por probar todo. Muchas veces comen mucho más con los ojos que con la boca, ingiriendo así mucho más de lo que necesita el organismo.

En la Universidad de Cornell realizaron una investigación para demostrar que hay forma de comer en un bufet sin tener que necesariamente consumir calorías en exceso. Ellos hallaron que si los platillos más saludables como ser frutas, yogurts, jugos, etc., se ubican más visibles que los de mayor contenido calórico, son elegidos primero por los comensales y en consecuencia la persona consume más de los primeros y menos de los segundos.

Según los investigadores:

Cada alimento elegido podría determinar en parte qué otros alimentos elige la persona

Así, el primer alimento que la persona escoja determina qué escoge luego

Es decir si eligen primero fruta, lácteos descremados, etc., es menos probable que luego elijan huevos y bacón o al menos si lo hacen, comerán menos cantidad de éstos últimos.

Para la realización de esta investigación que fue publicada recientemente en la revista PLoS One, se sirvieron dos bufets desayuno para 124 personas. En el primero los comensales encontraron primero alimentos saludables: Yogurt bajo en grasas, fruta, granola, etc. Mientras que en el segundo, los alimentos de mayor contenido calórico: Huevos, bacón, patatas fritas, etc.

La investigación encontró que cuando los alimentos saludables eran ofrecidos primero, el 86% de los comensales escogía primero éstos. En cambio cuando primero visualizaban la comida más calórica, sólo el 54% elegía fruta. Lo mismo sucedió cuando los alimentos de mayor contenido calórico eran ofrecidos primero, el 75% elegía huevos, etc., y sólo el 29% fruta y lácteos bajos en grasas.

Según un comunicado de prensa de la Universidad de Cornell:

Los tres primeros alimentos que una persona se encontraba en el bufet conformaban el 66 % de su plato, independientemente de si los artículos eran alimentos bajos o ricos en calorías

El cómo fueron ordenados los alimentos en el bufet, estableció el orden de elección de los participantes. A esto los investigadores lo denominaron efecto desencadenante. Y la conclusión a la que llegaron fue: Si se desean consumir pocas calorías en un bufet, hay que comenzar siempre por poner en el plato las comidas más saludables y de menor contenido calórico.

Puntaje: 
Sin votos aún