Frutas y verduras
Consumir muchas frutas y verduras

Pasó la Navidad y con ella algunos excesos cometidos y también algunas faltas: Comidas más grasas y de elevado contenido calórico; comidas más copiosas de lo habitual; mucho alcohol; poco consumo de frutas y verduras y poca actividad física.

Las consecuencias de estos excesos y estas faltas se traducen en: Aumento de peso, sensación de hinchazón y pesadez por la retención de líquidos a causa del mayor consumo de sal; problemas estomacales (acidez, indigestión, gases, estreñimiento); mayor apetito luego de una etapa de sobre ingesta; apatía y cansancio por las carencias de vitaminas y minerales.

Por ello, es tan importante un plan de recuperación para poder mantenerse saludables tras la Navidad.

1

Deshacerse de las sobras de Navidad

Es frecuente que tras la fiesta y la reunión de Navidad, queden un montón de sobras de comida: Mucho dulce, mucha carne, muchos snaks salados, etc. Comidas todas perjudiciales para la salud y de altísimo contenido calórico. Por ello, si se pretende cuidarse y depurar el organismo de los excesos cometidos, lo mejor es vaciar el refrigerador de este tipo de alimentos y llenarlo de frutas, verduras, yogurts bajos en grasa, pescado, carnes de ave sin piel, hidratos de carbono complejos como la pasta, el arroz o las legumbres, etc. Obviamente que tirar la comida no es la opción, por lo cual puede optarse por dársela a algún familiar que no desee cuidarse u a alguien que la necesite más.

2

Recudir las salidas a comer

Una vez pasada la Navidad generalmente la cantidad de reuniones y despedidas que implican salidas o juntadas para comer se reducen. Así que aprovechas para quedarse en casa y comer sano. Controlar el tamaño de las porciones, los ingredientes, optar por carnes magras, cuidar la cantidad de sal que se usa, consumir más frutas y verduras y beber agua o jugos de fruta; dejar un poco de lado el alcohol por unos cúnanos días.

3

Optar por la fruta como postre y colaciones

Ya sea como postre o colación de media mañana o media tarde, la fruta siempre debe estar. Al menos 5 frutas al día es lo que se recomienda.

4

Consumir alimentos que ayuden a depurar el organismo

Optar por los vegetales como ser el berro, la alcachofa, el apio, el puerro o la cebolla que tienen propiedades depurativas y diuréticas.

5

Volver a las 6 comidas diarias

Con las salidas a comer afuera con amigos, las reuniones, las despedidas y las corridas propias de la víspera de la Navidad, es muy común que se salteen comidas y que se hagan menos cantidad de éstas y más copiosas. Pasadas las fiestas es momento de retomar la ingesta de 6 comidas diarias que incluyan desayuno, colación a media mañana, almuerzo, colación a media tarde, merienda y cena.

6

Retomar la actividad física

También suele pasar que por estas fechas con las reuniones, las obligaciones, las compras, etc, queda poco tiempo para dedicarle al ejercicio, eso el cuerpo lo siente y le hace falta su dosis de actividad. Por ello, ni bien sea posible, retomar con la actividad física que se realizaba antes y sin no se hacía nada, es un buen momento para comenzar; un nuevo año con una apuesta por la salud.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votes)