Aspergillus fumigatus
Aspergillus fumigatus

Se trata de una infección o respuesta alérgica al hongo Aspergillus. Este hongo crece, generalmente, en el abono, estiércol, hojas muertas o vegetación en descomposición.

Aunque cualquier persona está expuesta a este hongo, las infecciones raras veces suelen ocurrir en personas con sistemas inmunitarios fuertes.

Hay varias formas de aspergilosis:

  • Aspergiloma: Tumor que se desarrolla en una zona de cicatrización pulmonar o enfermedad pulmonar previa, como un absceso pulmonar o una tuberculosis
  • Aspergilosis pulmonar de tipo broncopulmonar alérgica: Se trata de una reacción alérgica al hongo que en general se presenta en personas que ya han padecido problemas pulmonares como fibrosis quística o asma
  • Aspergilosis pulmonar de tipo invasivo: Infección grave con neumonía que puede diseminarse a otras zonas del cuerpo. Suele ocurrir en personas con sistema inmunitario debilitado como consecuencia de leucemia, Sida, cáncer, quimioterapia, transplante de órganos, medicamentos u otras afecciones que disminuyen la cantidad de glóbulos blancos y debilitan el sistema inmunológico

Síntomas

Los síntomas varían según el tipo de infección:

  • Tos (puede ser con sangre o tapones mucosos)
  • Malestar generalizado
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Silbancias

Otros síntomas dependerán de la parte del cuerpo afectada y pueden incluir:

  • Dolor óseo
  • Escalofríos
  • Dolores de cabeza
  • Insuficiencia respiratoria
  • Problemas de visión
  • Sangre en la orina>/li>
  • Dolor torácico
  • Disminución en el gasto urinario
  • Incremento en la producción de flema que puede contener sangre
  • Úlceras cutáneas

Tratamiento

El aspergiloma, generalmente, no se trata con antimicóticos, salvo que haya sangrado en el tejido pulmonar. En este caso es necesaria cirugía.

La aspergilosis invasiva se trata con un fármaco antimicótico llamado voriconizol, vía oral o vía intravenosa.

La endocarditis causada por Aspergillus debe tratarse con extirpación quirúrgica de las válvulas cardíacas infectadas. También será necesario terapia antimicótica a largo palzo.

Los antimicóticos por si solos no ayudan a las personas con aspergilosis alérgica. Este tipo de aspergilosis se trata con inmunodepresores, en general prednisona vía oral.

Pronóstico

Las personas con aspergilosis alérgica en general suelen mejorar con el tiempo cuando reciben tratamiento. Es probable que exista recaída y que sea precisa la repetición del tratamiento.

Cuando la aspergilosis invasiva no mejora con tratamiento, suele conducir a la muerte. El pronóstico en estos casos depende de la enfermedad y del funcionamiento del sistema inmunitario.

Complicaciones

  • Bronquiectasia: Cicatrización permanente y agrandamiento de los alvéolos en los pulmones
  • Tapones mucosos en las vías respiratorias
  • La anfotericina B puede provocar daño renal y efectos secundarios como escalofríos y fiebre
  • La enfermedad pulmonar invasiva puede producir sangrado masivo del pulmón
  • Insuficiencia respiratoria
  • Obstrucción permanente de las vías respiratorias
Puntaje: 
Sin votos aún