Tuberculosis

Es una afección bacteriana causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que afecta los pulmones pero que puede extenderse a otros órganos. Puede contagiarse a través del contacto directo con gotitas provinentes del estornudo o la tos de una persona infectada.

En Estados Unidos hay cerca de 10 casos cada 100.000 habitantes. Pero estas tasas dependen mucho de la zona de residencia y la case socioeconómica.

La población que está en mayor riesgo de contraer tuberculosis son:

  • Bebés
  • Ancianos
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado (por ejemplo personas con diabetes, Sida o en tratamiento de quimioterapia)
  • Personas desnutridas
  • Personas que están en contacto frecuente con personas infectadas
  • Personas que viven en condiciones insalubres

Factores de riesgo que pueden aumentar la tasa de infección en la población

  • Incremento del número de personas sin hogar
  • Incremento del número de infecciones por VIH
  • Aparición de cepas de tuberculosis farmacorresistentes

Síntomas

La fase primaria de la enfermedad en general no produce síntomas. Pero cuando los hay pueden incluir:

  • Expectoración con sangre
  • Fatiga
  • Pérdida involuntaria de peso
  • Tos
  • Sudoración excesiva por la noche
  • Fiebre
  • Dolor torácico
  • Dificultades respiratorias
  • Silbancias

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento es curar la infección con medicación que combata las bacterias causantes de la tuberculosis. El tratamiento farmacológico, generalmente, incluye la combinación de al menos 4 fármacos.

Los medicamentos utilizados pueden incluir:

  • Rifampina
  • Etambutol
  • Isonizida
  • Pirazinamida

Otros medicamentos incluyen:

  • Etionamida
  • Ácido paraaminosalicílico
  • Amikacina
  • Moxifloxacina
  • Estreptomicina

Es importante que el paciente tome los medicamentos tal cual la prescripción médica y cuidadosamente, con algún cronograma para recordar los horarios, etc., puesto que son unos cuantos fármacos.

Es imperioso que el paciente se quede en su casa de 2 a 4 semanas para evitar la propagación de la enfermedad.

Pronóstico

Los síntomas de la tuberculosis suelen mejorar al cabo de 2 o 3 semanas. El pronóstico es favorable si el diagnóstico y el tratamiento son tempranos.

Complicaciones

La tuberculosis puede causar daño permanente a los pulmones, si no es tratada a tiempo.

La medicación utilizada para el tratamiento de la tuberculosis puede producir efectos secundarios. Como ser:

  • Problemas hepáticos
  • Orina y lágrimas de color naranja
  • Cambios en la visión
  • Salpullido
Puntaje: 
Sin votos aún