Anemia hemolítica

Cuando hay anemia hemolítica, no hay suficiente cantidad de glóbulos rojos sanos, que son los que proporcionan el oxígeno a los tejidos corporales.

En situaciones normales, los glóbulos rojos duran alrededor de 120 días antes de ser eliminados por el cuerpo. Pero cundo hay anemia hemolítica, se destruyen mucho antes de lo normal.

Causas

La anemia hemolítica aparece cuando la médula ósea no tiene la capacidad de reponer los glóbulos rojos que se destruyen.

La anemia hemolítica inmunitaria se presenta cuando el sistema inmunitario por error, toma a sus propios glóbulos rojos como sustancias tóxicas. Por lo cual se desarrollan anticuerpos contra esos glóbulos rojos que los atacan provocando su destrucción prematura.

El organismo también puede destruir los glóbulos rojos como consecuencia de:

  • Infecciones
  • Determinados defectos genéticos que conducen a que los glóbulos adopten formas anormales
  • Exposición a ciertos fármacos, químicos y toxinas
  • Transfusión de sangre de un donante con un tipo de sangre no compatible
  • Coágulos de sangre en pequeños vasos sanguíneos

Tipos de anemia hemolítica

  • Tipo A: Defecto molecular en el interior de la célula (talasemia, hemoglobinopatías, enzimopatías)
  • tipo B: Defecto estructural en la membrana celular (defectos en proteínas estructurales como esferocitosis)
  • Tipo C: Defecto en el medioambiente celular (trauma físico o de anticuerpos)

Síntomas

Cuando la anemia es leve puede no haber síntomas. Cuando se desarrolla de manera lenta, los síntomas primarios pueden abarcar:

  • Debilidad y cansancio con mayor frecuencia de lo normal o durante el ejercicio
  • Malhumor
  • Problemas de concentración
  • Dolores de cabeza

Cuando la anemia se agrava los síntomas pueden incluir:

  • Uñas quebradizas
  • Palidez en la piel
  • Mareos al levantarse de la cama o de una silla
  • Lengua adolorida
  • Dificultades respiratorias
  • Color azul en la esclerótica de los ojos

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo y de la causa de la anemia hemolítica, pero puede abarcar:

  • Cuando es un caso de urgencia: Puede requerirse una transfusión sanguínea
  • Cuando las células sanguíneas se están destruyendo con mucha rapidez, el organismo puede requerir ácido fólico y suplementos de hierro para la reposición del perdido
  • Cuando la anemia hemolítica está causada por un sistema inmunitario hiperactivo, pueden indicarse fármacos para que inhiban el sistema inmunitario

Pronóstico

El pronóstico depende en gran medida de la causa. Cuando la anemia es grave, puede empeorar la neuropatía, cardiopatía o enfermedad cerebrovascular.

Puntaje: 
Sin votos aún