Ejercicios de respiracion

La respiración es fundamental para vivir, respiramos en promedio entre 10.000 y 20.000 veces por día, pero lo hacemos mecánicamente, no de forma consciente. Los ejercicios de respiración que se realizan a consciencia, son beneficiosos para diferentes aspectos de la salud: estrés, ansiedad, insomnio, ataques de pánico, etc.

La biocosmetóloga colombiana María Isabel Fuentes, señala:

…respirar es una actividad que implica tranquilidad y relajación. Cuando se hace de manera correcta, no solo impacta en la salud, sino también en la belleza, pues cuando hay mayor oxigenación en la piel, disminuyen las líneas de expresión. Además, ayuda a que los nutrientes “alimenten” correctamente tejidos y glándulas, a limpiar los pulmones de sustancias tóxicas, controlar las tensiones emocionales y liberar las musculares cuando hay dolor.

Ejercicios de respiración: para qué sirven

La mayoría de los ejercicios de respiración que buscan la relajación, se basan en el tipo de respiración diafragmática. La misma consiste en inhalar por la nariz llevando el aire para el abdomen (para asegurarse que así sea, se recomienda colocar las manos sobre el abdomen para sentir cómo se infla en cada inhalación), retener el aire durante algunos segundos y exhalar suave y lentamente por la boca.

Neema Moraveji, responsable del Laboratorio de Tecnología Calmante de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, recomienda para salir de un momento de tensión:

Cuando aprendes a respirar con el diafragma, llega más oxígeno y el sistema nervioso se relaja. Esto es importante para la digestión, la reproducción, el sexo y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

El coach ejecutivo César Piqueras, Executive y Master en psicología de la gestión de organizaciones por la London Metropolitan University Business School, agrega:

Está comprobado que involucrar al diafragma en la respiración nos relaja y nos hace ser más conscientes del momento, por eso muchas personas recurren a este tipo de respiración como práctica laboral.

Ataques de pánico y ansiedad

La psicóloga española Rosa María Miguel García, recomienda realizar el siguiente ejercicio de respiración por fases para superar una crisis de ansiedad o ataque de pánico:

  • Inhalar profundamente y exhalar durante 1 minuto en lapsos de 6 segundos.
  • Aguantar la respiración 10 segundos.
  • Retomar el ciclo hasta que los síntomas desaparezcan.

Relajar, liberar tensiones y estrés

Para conseguirlo, el ejercicio de respiración alternada es el indicado, consiste en inhalar por un orificio de la nariz y exhalar por el otro sin que participe la boca.

  • Realizar una inhalación profunda por una de las fosas nasales y exhalar por la otra.
  • Alternar las fosas nasales repitiendo el ejercicio durante 5 minutos.

Neema Moraveji, por su parte sugiere:

Respire tres veces profundamente, relaje los músculos de la frente, el cuello y los hombros. Con este simple ejercicio para el relax, el cerebro puede pensar más racionalmente, porque una mayor cantidad de oxígeno envía la señal de que puede estar tranquilo porque no hay peligro.

Aumentar la concentración

Para conseguir mejorar la concentración, un ejercicio de respiración indicado es el de respiración alternada. Primero tapar una fosa nasal y respirar por la otra. Posteriormente liberar la fosa tapada y tapar la otra. Una opción distinta es inhalar por la fosa derecha y exhalar por la izquierda e ir alternando una y otra.

Sexo más placentero

Diego Jiménez, responsable de Escuela Tántrica de Madrid, señala:

En una primera fase de la relación sexual, una respiración profunda y pausada, llenando los pulmones por completo y dejando salir el aire lentamente por la boca entreabierta, nos ayudará a centrarnos en las sensaciones, en el cuerpo, en el presente, para disfrutar plenamente del momento.

Fatiga en el deporte

Carlos de Teresa Galván, doctor y vocal de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED/FEMEDE), sugiere realizar ejercicios de respiración diafragmática cuando se da la fatiga muscular durante una sesión de entrenamiento:

…se debe, en primer lugar, acentuar la utilización de la respiración abdominal: llenar el abdomen al tomar aire y meter barriga al expulsarlo.

…flexionar el tronco hacia delante y apoyar las manos en las rodillas; así, al haber fijado los miembros superiores, es más fácil utilizar la musculatura respiratoria, tanto torácica como abdominal. Por último, la elevación de los brazos durante la inspiración ayuda a mejorar la ventilación.