Vigorexia

Se trata de una forma de trastorno dismórfico corporal asociado al trastorno obsesivo compulsivo, que se caracteriza por la preocupación constante de parecer muy débil o pequeño. Si bien no son para nada débiles o pequeñas, así se perciben. Por ello, se lo denomina también como anorexia inversa, ya que es la sintomatología opuesta a dicho trastorno alimenticio.

La vigorexia es más frecuente en los hombres que en las mujeres y quienes la padecen se obsesionan con sus imperfecciones y distorsionan la imagen que perciben de sí mismos. La insatisfacción que sientes de su imagen corporal afecta prácticamente todos los ámbitos de su vida, incluyendo las relaciones interpersonales, laborales y la salud tanto física como mental.

Causas

Son varios los factores de riesgo par la vigorexia; por ejemplo las burlas e intimidación durante la etapa escolar, la obsesión con el perfeccionismo, la desarmonía familiar, la gran influencia cultural cuyo enfoque estético idealiza determinado tipo de cuerpo: Musculoso y tonificado.

También el entrenamiento con pesas puede llevar a la obsesión por alcanzar un cuerpo con mayor volumen y esto a una dismorfia muscular. La búsqueda personal de lograr un cuerpo fornido y así obtener la admiración de los demás, también puede influir.

Igualmente no es un sólo factor el que influye para el desarrollo de este trastorno, sino más bien una combinación de varios de los mencionados.

Síntomas

  • Entrenamiento duro de levantamiento de pesas con el fin de aumentar la masa muscular
  • Entrenamiento incluso con lesiones o dolores
  • Los que padecen este trastorno, llegan a dejar el trabajo para dedicarse 100% al entrenamiento y se obsesionan dentro del gimnasio
  • Cuidado excesivo sobre la dieta lo que los puede llevar a trastornos alimenticios como la bulimia, ya que el objetivo es lograr un cuerpo musculoso sin grasa
  • Mucho rato frente al espejo
  • Muchos consumen droga para estimular el desarrollo muscular

Tratamiento

Este trastorno requiere de atención psicológica a largo plazo. El tratamiento puede incluir el uso de fármacos psiquiátricos para la depresión.

El apoyo de familiares y amigos es clave en el proceso de recuperación del paciente con vigorexia.

En algunos gimnasios, hay grupos de apoyo y sistemas de detección de este trastorno en etapas tempranas, gracias al reconocimiento creciente de este problema.

Complicaciones

  • Daño a músculos, tendones y articulaciones
  • Problemas en las relaciones interpersonales y la vida social
  • Odio a uno mismo
  • Incapacidad para relajarse sin importar el juicio del prójimo
  • Interferencias con la vida escolar o laboral
  • Riesgo a los efectos nocivos de las drogas y esteroides
  • Depresión, suicidio
Puntaje: 
Sin votos aún